Otras noticias / Entretenimiento

    "La Diva" enterrada a su gusto

    Tal como lo cantó Jenni en su canción "Cuando Muere una Dama", Lupillo Rivera bebió cerveza mientras su hermana era sepultada.

    Admiradores de La Diva de la Banda observan en una pantalla los funerales de la cantante.
    Admiradores de La Diva de la Banda observan en una pantalla los funerales de la cantante.

    Artículos relacionados

    Video Reposan restos de Jenni Rivera

    Su cuerpo no será incinerado y actualmente reposa en la morgue y cementerio All Souls en Long Beach. Familiares preparan funeral, pero se desconocen los detalles.

    Sentida despedida a Jenni Rivera

    En México se instalaron pantallas gigantes para que los fanáticos de Jenni Rivera siguieran los funerales de la afamada artista.
    Voz de América - Redacción
    Los restos de Jenni Rivera fueron finalmente sepultados en el cementerio All Souls de Long Beach California el 31 de diciembre.

    Aunque el pasado 19 de diciembre, miles de personas asistieron al funeral público de La Diva de la Banda, en el anfiteatro Gibson, en Los Angeles, su sepulture tuvo efecto hasta el último día del año tras una demora por "cuestiones legales" no especificadas.

    La ceremonia duró alrededor de cuatro horas y en todo momento se preservó la privacidad de los asistentes.

    Telemundo reportó que el área del cementerio donde se depositaron los restos de la cantante estuvo cubierta con una carpa blanca durante la ceremonia que duró alrededor de cuatro horas para que el momento fuera lo más íntimo posible.

    Tal como lo cantó Jenni en su canción "Cuando Muere una Dama", Lupillo Rivera bebió cerveza mientras su famosa hermana era colocada en su morada final.
    Este foro fue cerrado
    Comentarios
         
    No hay comentarios en este foro. Sea el primero y agregue uno
    Su JavaScript está desconetado o tiene una versión antigua del Flash Player de Adobe.
    Estreno de cine: Papa Hemingwayi
    X
    29.04.2016
    Película indi, dirigida por Bob Yari. En 1959, un joven periodista (Giovanni Ribisi) se aventura a ir a La Habana, Cuba a reunirse con su ídolo, el legendario Ernest Hemingway (Adrian Sparks), quien le ayudó a buscar su voz literaria. En medio del encuentro estalla la revolución cubana.