Internacionales

Brazo de al Qaeda al acecho en Siria

Al-Nusra apunta a revivir el Califato Islámico, un sistema de gobierno establecido en el Islam en el que se gobierna de acuerdo a la ley constitucional y religiosa, o sharia.

Un rebelde sirio dispara contra posiciones gubernamentales en Qastal Harami, en Aleppo, donde el grupo terrorista al-Nusra amenaza con robarse la revolución.Un rebelde sirio dispara contra posiciones gubernamentales en Qastal Harami, en Aleppo, donde el grupo terrorista al-Nusra amenaza con robarse la revolución.
x
Un rebelde sirio dispara contra posiciones gubernamentales en Qastal Harami, en Aleppo, donde el grupo terrorista al-Nusra amenaza con robarse la revolución.
Un rebelde sirio dispara contra posiciones gubernamentales en Qastal Harami, en Aleppo, donde el grupo terrorista al-Nusra amenaza con robarse la revolución.

Artículos relacionados

Rusia admite que Assad pierde control

Por primera vez Moscú reconoce que los rebeldes sirios ganan terreno y elabora planes para la evacuación de los ciudadanos rusos de ese país.

EE.UU. envía soldados y misiles a Turquía

Como parte del acuerdo con la OTAN para defender al país fronterizo con Irán.

Rusia envía buques de guerra al Mediterráneo

Hay versiones contradictorias sobre la misión de los navíos. Según la agencia rusa de noticias Interfax, zarparon para ayudar en una posible evacuación de rusos en Siria.
Voz de América - Redacción
En medio de las señales de deterioro del régimen de Bashar al-Assad en Siria, la preocupación de Estados Unidos y las grandes potencias por lo que pueda venir en ese país, se vuelve hacia el frente al-Nusra, el brazo de al Qaeda.

Su rápido crecimiento y creciente popularidad en una nación que se ha vuelto más religiosa a medida que la revuelta, fundamentalmente liderada por suníes, hace temer una confrontación prolongada y letal con Occidente y, quizá, con Israel.

Al-Nusra apunta a revivir el Califato Islámico, un sistema de gobierno establecido en el Islam en el que se gobierna de acuerdo a la ley constitucional y religiosa, o sharia.

Esa perspectiva alarma a muchos en Siria, desde los cristianos, los alauitas y los chiitas minoritarios, hasta los suníes tradicionalmente conservadores pero tolerantes que están preocupados porque al-Nusra intente imponer un mandato de estilo talibán.

Los miembros de Nusra se estiman en miles y el grupo es particularmente fuerte en la región norteña de Aleppo e Idlib, donde se han unido o realizado operaciones conjuntas con agrupaciones islámicas como Ahrar al-Sham y Liwa al-Tawhid.

Nusra se adjudicó el mes pasado 45 ataques en un sólo día en las provincias de Damasco, Deraa, Hama y Homs, en los que se reportaron docenas de muertos, incluidos 60 durante un único ataque suicida con bomba.

El temor a una represión con fundamento religioso ya ha llevado a los kurdos a atrincherarse en su distrito en la ciudad de Aleppo y estuvo detrás de los feroces enfrentamientos entre combatientes kurdos y de al-Nusra en el pueblo fronterizo de Ras al Ain en noviembre.

Las ideas de al-Nusra también chocan con las de una nueva coalición opositora siria que fue reconocida recientemente por docenas de países como una alternativa al régimen de Assad y que está comprometida con el establecimiento de un Gobierno democrático.
Este foro fue cerrado
Comentarios
     
No hay comentarios en este foro. Sea el primero y agregue uno