Internacionales

Egipto en vilo por decreto de Morsi

La oposición dice que el decreto que confiere amplios poderes al presidente es dictatorial y exige que se anule. El ministro de Justicia anticipa una solución a la crisis.

Los manifestantes han regresado a las calles de El Cairo para oponerse al decreto del presidente Morsi.
Los manifestantes han regresado a las calles de El Cairo para oponerse al decreto del presidente Morsi.

Artículos relacionados

Egipto: Continúan protestas contra Morsi

En Washington, el influyente senador estadounidense John McCain criticó el decreto de Morsi que dice que sus decisiones no pueden ser apeladas por las cortes, y lo calificó de inaceptable

EE.UU.: Nos preocupa la concentración de poder en Egipto

La declaración del Departamento de Estado, se da luego de los anuncios del presidente de Egipto, Mohamed Mursi, que reveló que sus decisiones están blindadas de la justicia.

Después de la tormenta llega la calma a Gaza

Residentes salieron de sus refugios y empezaron a limpiar los escombros y las huellas que dejaron los enfrentamientos.

Clinton: Compromiso con Israel es como una roca

No hubo acuerdos para el cese de hostilidades a pesar de voces que lo daban por hecho. La secretaria Hillary Clinton ya está en la zona de negociaciones.
Voz de América - Redacción
El presidente de Egipto, Mohamed Morsi, buscaría llegar a un acuerdo con el Consejo Supremo de Justicia del país sobre el decreto que emitió el pasado jueves y que le confiere amplios poderes como gobernante.

Según declaró este lunes el ministro de Justicia egipcio, Mekky Ahmed, citado por la agencia de noticias estatal MENA, el presidente Morsi desea buscar una salida a la crisis.

El decreto desencadenó protestas populares y activistas de la oposición están desde entonces acampados en la Plaza Tahrir, en el El Cairo, en demanda de que el presidente lo anule.

El Consejo calificó la medida de agresión sin precedentes contra la independencia del poder judicial en Egipto ya que con ella Morsi se blindó ante la justicia y declaró sus decisiones “inapelables”.

Inicialmente, Morsi defendió el decreto alegando que era de carácter “temporal” y la presidencia difundió un comunicado en el que dijo que era necesario para “hacer rendir cuentas a los responsables de la corrupción, así como de otros crímenes, durante el régimen anterior y el período de transición".

Pero activistas democráticos insisten en que las intenciones del presidente son las de gobernar como un “faraón” y los ánimos podrían caldearse más este martes cuando han sido convocadas manifestaciones en la capital tanto de quienes apoyan a Morsi como de quienes se le oponen.
Este foro fue cerrado
Comentarios
     
No hay comentarios en este foro. Sea el primero y agregue uno