Estados Unidos

‘Viernes negro’: esperan 140 millones de clientes

Este próximo viernes, miles de compradores saldrán a las más importantes tiendas a tomar ventaja de las ofertas del llamado ‘Black Friday’.

Miles de clientes se preparan para acampar frente a las tiendas.
Miles de clientes se preparan para acampar frente a las tiendas.

Artículos relacionados

Facebook ahora cobra por publicar ofertas

El costo del servicio cambiará dependiendo del tamaño de la página de la compañía en la red social.

Aumenta venta de vehículos en EE.UU.

Ante el alza en el precio del combustible, algunas marcas que ofrecen vehículos utilitarios de bajo consumo se vieron beneficiadas.
Voz de América - Redacción
Muchas personas en Estados Unidos dejarán parte de su cena de Acción de Gracias para salir a hacer filas frente a conocidas tiendas.
 
La razón es que al concluir la tradicional cena del pavo en el ‘Thanksgiving’, arranca el ‘Black Friday” o ‘Viernes negro’.
 
Algunas tiendas como Sears, Best But, Marshall, Macy’s, Target y hasta Wal-Mart, abrirán sus puertas antes de la medianoche, ofreciendo juguetes de temporada y electrónicos a precios que van desde los $150 dólares por un iPad 3 o una computadora portátil por $200 dólares.

“Espero poder hacerme a una laptop en unos $300 o 400 dólares. Por lo general cuesta unos $1.200 sin oferta”, dice Karen Wilson, residente de Washington.
 
Pese a la débil economía en Estados Unidos, los expertos calculan que unos 140 millones de compradores podrían inundar las tiendas en búsqueda de las grandes ofertas.
Este día, que tiene lugar el último viernes de noviembre, es uno de los más importantes del año para las tiendas al por menor porque proyecta el curso de las ventas navideñas.
Este foro fue cerrado
Comentarios
     
No hay comentarios en este foro. Sea el primero y agregue uno
Su JavaScript está desconetado o tiene una versión antigua del Flash Player de Adobe.
Ben Bradlee, Titán del periodismoi
|| 0:00:00
...
 
🔇
X
22.10.2014
El legendario editor ejecutivo del Washington Post inspiró a generaciones enteras de periodistas. Su perseverancia e irreverencia destruyó la presidencia de Richard Nixon.