Estados Unidos

    Primera ejecución de 2013 en Virginia

    En la silla eléctrica murió un condenado por asesinato. El sujeto mató a su compañero de celda en 2009.

    Gleason Jr. fue declarado muerto por las autoridades a las 21:08 del miércoles en el Centro Correccional Greensville.
    Gleason Jr. fue declarado muerto por las autoridades a las 21:08 del miércoles en el Centro Correccional Greensville.

    Artículos relacionados

    Proponen abolir pena de muerte en Maryland

    El argumento del gobernador de Maryland es que la pena de muerte es cara e ineficaz.

    James Holmes apto para ser enjuiciado

    Un juez decidió que existe evidencia suficiente para juzgar en un tribunal a James Holmes, quien enfrenta 166 cargos. Juez posterga comparecencia hasta el 12 de marzo.
    Voz de América - Redacción
    La primera ejecución del año 2013 en Estados Unidos se efectuó en Virginia, tras ser llevado a la silla eléctrica el reo Robert Gleason Jr., de 42 años de edad.

    Gleason Jr. fue declarado muerto por las autoridades a las 21:08 del miércoles en el Centro Correccional Greensville.

    El prisionero cumplía cadena perpetua por un asesinato en 2007 cuando mató a su compañero de celda en 2009 y fue sentenciado a la pena máxima.

    Según el reporte, el recluso, quien advirtió que seguiría cometiendo crímenes si no era ejecutado, fue el primero también en elegir morir en la silla eléctrica desde 2010.

    En Virginia y otros nueve estados de la Unión, los condenados a muerte pueden elegir entre la electrocución y la inyección letal.
    Este foro fue cerrado
    Comentarios
         
    No hay comentarios en este foro. Sea el primero y agregue uno
    Su JavaScript está desconetado o tiene una versión antigua del Flash Player de Adobe.
    El desplazamiento urbano aqueja a muchas ciudades de EE.UU.i
    X
    04.05.2016
    Una pujante economía, y la expansión de la industria de la tecnología de sistemas han dado como resultado, elevados precios de vivienda en la ciudad de San Francisco. Entre los más afectados, los habitantes del tradicional Barrio Chino.