Otras noticias / Tecnología

    Apple fabricará línea de Mac en EE.UU.

    La multinacional invertirá $100 millones de dólares para la producción que generará empleo.

    La producción de Mac en Estados Unidos está prevista para 2013, anunció Tim Cook.
    La producción de Mac en Estados Unidos está prevista para 2013, anunció Tim Cook.

    Artículos relacionados

    iPhone llega a más de 50 países

    El productor calcula que para diciembre se habrá superado esta barrera.

    Apple presenta versión de iTunes 11

    El nuevo servicio de música de la multinacional Apple tardó en salir al mercado más que lo esperado.

    Usuarios iPhone y iPad estrenan aplicación Gmail

    Google lanzó una funcional herramienta actualizada para el correo electrónico.
    Voz de América - Redacción

     Tim Cook, la cabeza de Apple, anunció que traerá a Estados Unidos una parte de la producción de Mac pero no específico en qué ciudad se establecerá la factoría.

     

    Lo que sí aclaró, es que se trata de una inversión en la que terceros se encargarán de la producción.

     

    El año que viene vamos a traer parte de la producción de Mac a los EEUU. Hemos estado trabajando en esto durante mucho tiempo, y nos estamos acercando a ello. Eso pasará en 2013 y estamos muy orgullosos de eso”, dijo Cook.

     

    Para Cook, es una "responsabilidad de crear trabajos" en el país. "Creo que tenemos la responsabilidad no solo en Estados Unidos, sino que en el exterior también", aseguró en una entrevista a  NBC.

     

    Apple tiene centros de producción en China y Brasil, entre otros. En múltiples ocasiones el desaparecido Steve Jobs y el actual jefe, Tim Cook, son criticados por no tener un centro de producción en Estados Unidos, uno de los mayores mercados del ‘monstruo’ tecnológico. 

    Este foro fue cerrado
    Clasificación de comentarios
    Comentarios
         
    Por: Luis de: Paraguay
    07.12.2012 10:23
    Los Estados Unidos de América deben de aumentar los impuestos para las empresas estadounidenses que cierran sus fábricas en suelo estadounidense y trasladan a otros países, perjudicando a trabajadores estadounidenses; atentamente.