Enlaces para accesibilidad

Racismo en fútbol francés

  • Lisa Bryant

La Federación Francesa de Fútbol enfrenta acusaciones de racismo contra jugadores de descendencia árabe y africana.

La Federación Francesa de Fútbol enfrenta acusaciones de racismo contra jugadores de descendencia árabe y africana.

La federación francesa estudió la posibilidad de limitar el número de jugadores con descendencia extranjera en la selección.

La Federación Nacional de Fútbol de Francia se ha visto sacudida por acusaciones de racismo.

La polémica inició cuando se hizo público un informe de Mediapart, en donde se revela que importantes funcionarios de la Federación buscaban limitar el número de jugadores de fútbol jóvenes de ascendencia árabe y africana en las academias de formación. Mediapart publicó una supuesta transcripción de una reunión realizada en noviembre de 2010 por las autoridades francesas en la que se discutió la idea de la cuota.

El entrenador del equipo de fútbol francés Laurent Blanc, quien niega las acusaciones, fue interrogado en una investigación que realiza la misma federación de fútbol, mientras que el director técnico ya fue suspendido.

El director ejecutivo de la Organización Francesa contra la Discriminación (SOS Racisme), Guilaume Aime, dijo que no está sorprendido por las acusaciones.

"Hemos visto unos cuantos casos y tenemos un litigio contra la Federación Francesa de Fútbol en otro caso, ya que se les ha negado a varios niños formarse en las academias, porque no pueden probar que sus padres han vivido cinco años con regularidad en Francia", dijo Aime.

Por su parte el ex astro del fútbol Zinnedine Zidane, quien es hijo de refugiados de Argelia, salió a la defensiva de su ex entrenador para asegurar que Blanc no es racista.

Sin embargo, otra ex estrella del fútbol francés, Lilian Thuram, de Guadalupe, expresó su preocupación por este asunto.

Thuram dijo a la televisión TF1 que temía las acusaciones de discriminación dentro de la federación de fútbol fuesen verdad. “Si es así, es muy grave”.

Las acusaciones son un duro golpe para un equipo nacional de fútbol que una vez fue símbolo de una Francia unida y multirracial en 1998, cuando su selección ganó la Copa del Mundo.

El problema también se produce en un momento especialmente delicado en Francia, a raíz de los polémicos debates nacionales sobre la diversidad y los musulmanes.

"Hemos tenido muchas acciones políticas, que estigmatizan a un sector enorme de la población francesa, y el fútbol es el reflejo de la sociedad misma”, analizó Aime.

Según este defensor de los derechos civiles, la mayoría de los franceses están muy molestos por las acusaciones de racismo que pesan sobre el fútbol de su país, “y si se prueban como ciertas, demandan cambios”.

XS
SM
MD
LG