Enlaces para accesibilidad

Al-Zawahri: del lujo a la violencia


Estados Unidos ofrece una recompensa de $25 millones de dólares por información que lleve a la captura de Ayman al-Zawahri.

Estados Unidos ofrece una recompensa de $25 millones de dólares por información que lleve a la captura de Ayman al-Zawahri.

Estados Unidos ofrece una recompensa de $25 millones de dólares por información que lleve a la captura de Ayman al-Zawahri.

El médico y cirujano egipcio Ayman al-Zawahri, el nuevo líder de la red trrorista al-Qaeda, nació y creció en una vida rodeada de confort en Egipto, pero moldeó su vida con la experiencia de vida que obtuvo a través del terrorismo del radicalismo islámico.

Cirujano por formación e instigador ideaológico por elección, al-Zawahri ha sido ahora electo para reemplazar a Osama bin Laden, que fue abatido en el pasado mes de mayo por parte de comandos especiales de Estados Unidos, durante un operativo contra su escondite en la ciudad de Abboatabadf en Pakistán.

En las últimas décadas al-Zawahri ha sido el más cercano asesor de bin Laden, dando apoyo al liderazgo de al-Qaeda con su experiencia táctica y como organizador, y fue el primero en proponer el uso de terroristas suicidas y células terroristas independientes.

Su jihad, o mission de Guerra Santa es simple y directa: causa “la mayor cantidad de víctimas posible” de estadounidenses y sus aliados especialmente israelíes.

En la actualidad se cree que al-Zawahri vive en algún lugar de la región motañosa en la frontera entre Afganistán y Pakistani.

Estados Unidos ofrece una recompensa de $25 millones de dólares por información que lleve a su captura.

También al-Zawahri continuó con sus condenas contra las potencias de occidente e incluso criticó a los estados árabes que al-Qaeda considera como no religiosos y demasiado cercanos o aliados a Estados Unidos.

Según la información disponible, se sabe que al-Zawahri proviene de una familia egipcia de doctores y académicos de clase media alta, pero se involucró con grupos radicales islámicos desde que era un adolescente. Mientras estudiaba medicina, ayudó en la formación del grupo miliciano Jihad Islámica Egipcia.

Se estima que al-Zawahri viajó a Pakistán por primera vez en los años ’80, trabajando con la organización Sociedad de la Media Luna Roja, en la ciudad de Peshawar, para dar asistencia médica a los afganos heridos en la lucha contra las tropas soviéticas que ocupaban Afganistán. También hizo su primer viaje a Afganistan ese mismo año.

Posteriormente, al-Zawahri, fue uno de los cientos de los acusados por tener vícnulos con el asesinato del presidente egipcio Anwar Sadat en 1981. Si bien las acusaciones fueron retiradas, fue encarcelado por tres años por posesión ilegal de armas.

Tras su liberación en 1984, al-Zawahri regresó a Peshawar para apoyar a la insurgencia de Afganistán contra los soviéticos y se hizo muy cercano de bin Laden, desempeñándose incluso como su médico personal.

En 1998, al-Zawahri formó una alianza con bin Laden, y se convirtió en su segundo. Estados Unidos acusa al egipcio de ayudar a organizar los ataques con bombas contra las embajadas estadounidenses de Kenia y Tanzania a fines de ese mismo año.

Incluso se sospecha que al-Zawahri tuvo un papel relevante en la organización de los ataques terroristas de 2001 contra Estados Unidos, del cual al-Qaeda asumió la responsabilidad, desde su base en Afganistán. Desde ese momento ha permanecido oculto con bin Laden cuando Estados Unidos lideró la invasión contra Afganistán semanas después, que llevó a la caída del gobierno Talibán, que daba protección a la red terrorista.

Posteriormente, el odio de al-Zawahri contra Estados Unidos se hizo personal, cuando un ataque aéreo estadounidense provocó la muerte de su esposa y al menos de dos de sus hijos en la sureña provincia afgana de Kandahar en diciembre de 2001.

En los años siguiente, al-Zawahri se decidó a reconstruir al-Qaeda en las areas fuera de la ley en la frontera de Afganistán y Pakistán, definiendo la nueva etapa de la red terrorista a través de la publicación de videos y grabaciones de audio burlándose de Estados Unidos mientras bin Laden se mantenía fugitivo.

En algunos videos, al-Zawahri con su larga barba, puede ser visto apuntando con el dedo índice y la mirada fija detrás de sus lentes de aumento. La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA), estuvo cerca de capturer en varias oportunidades en la región tribal de Pakistán.

Sin embargo, aún se mantiene fugitivo cuando está a punto de cumplir 60 años, en la última semana de junio de 2011, y se ha convertido en el líder de al-Qaeda.

XS
SM
MD
LG