Enlaces para accesibilidad

Europa enfrenta cambios


El presidente se respaldará en el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que asume también el cargo de vicepresidente primero.

El presidente se respaldará en el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que asume también el cargo de vicepresidente primero.

El gobierno británico suprimirá 490.000 empleos en el sector público a lo largo de los próximos cuatro años, lo que supone un 12% del total de funcionarios. La iniciativa se enmarca en el plan de recortes en el gasto público que aliviará el déficit presupuestario que mantiene Reino Unido hasta situarlo en el 1,1% del Producto Interior Bruto, nueve puntos por debajo del actual.

Con esta medida, el gobierno británico ahorrará $130.000 millones de dólares, según anunció

el ministro de Economía, George Osborne.

Además, el gobierno planea conseguir $30.000 millones más a través de nuevas medidas fiscales, como la subida del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

"Esto es inevitable cuando el país se ha quedado sin dinero", indicó Osborne.

Según un estudio reciente, el plan de rigor podría suponer además la supresión de otro medio millón de empleos en el sector privado.

España remodela su gobierno

Por otra parte, el presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero, anuncia su esperada remodelación del gobierno en el peor momento electoral que atraviesa el Partido Socialista. El presidente se respaldará en el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien asume también el cargo de vicepresidente primero, convirtiéndose así en el hombre fuerte del gobierno.

Tras una prolongada demanda desde que la crisis golpeara España, las carteras ministeriales se reducen a 15, y entre ellas aparecen caras nuevas que dan otra imagen al partido.

"Ha llegado el momento de hacer una importante renovación del gobierno", anunció Zapatero al explicar que el nuevo ejecutivo va a "volcarse con un esfuerzo renovado en la tarea prioritaria: completar las reformas económicas y sociales necesarias para la recuperación de la economía".

Trinidad Jiménez, ministra de Sanidad, sustituirá en el cargo a Miguel ángel Moratinos, ministro de Exteriores, y será la portavoz del partido, Leire Pajín, la que asuma la cartera de Sanidad. También la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega abandona su cargo, que ocupa desde la primera legislatura de Zapatero, en 2004, si bien su poder se ha visto decrecer.

Zapatero pretende dar un impulso político en la recta final de la legislatura, que culmina en 2012, con el objetivo de acometer las reformas que enfilen la recuperación económica y la creación de empleo, explica.

"Se dan las condiciones para volcarse con esfuerzo renovado en la que debe ser la tarea prioritaria del gobierno de España en estos momentos: completar las reformas económicas y sociales en marcha para acelerar la recuperación de la economía y del empleo”.

Zapatero también nombró al socialista vasco y eurodiputado en Bruselas, Ramón Jaúregui, ministro de la Presidencia y a Rosa Aguilar, ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino en sustitución de Elena Espinosa, otra de las mujeres que había acompañado al presidente español desde hace seis años.

El nuevo ministro de Trabajo e Inmigración será Valeriano Gómez, histórico sindicalista reemplaza a un desgastado Celestino Corbacho, que ha ido perdiendo autoridad ante los sindicatos tras la huelga general del pasado 29 de septiembre de 2010.

Por último, Zapatero anunció la supresión del Ministerio de Igualdad, que se integra en Sanidad, y de Vivienda, cuyas competencias asume Fomento, dando lugar a que sus respectivas responsables, Bibiana Aído y Beatriz Corredor, abandonen el ejecutivo.

XS
SM
MD
LG