Enlaces para accesibilidad

Muere Yogi Berra estrella de los Yanquis

  • Voz de América - Redacción

Yogi Berra es honrado por la Armada de Estados Unidos el museo de Nueva Jersey que lleva su nombre.

Yogi Berra es honrado por la Armada de Estados Unidos el museo de Nueva Jersey que lleva su nombre.

El receptor, que acuñó la famosa frase “no se acaba hasta que se acaba”, murió de causas naturales.

Yogi Berra, una de las grandes estrellas del béisbol estadounidense y de los Yanquis de Nueva York, murió el martes a los 90 años.

El receptor, que acuñó la famosa frase “no se acaba hasta que se acaba”, murió de causas naturales.

Berra jugó para los Yanquis entre 1949 y 1965 y llegó a ganar diez títulos Series Mundiales. Entre sus compañeros estuvieron miembros del Salón de la Fama como Joe DiMaggio, Mickey Mantle y Whitey Ford.

En 1956 consiguió el único juego perfecto en la historia de las Series Mundiales, y después del último out saltó a los brazos del pitcher Don Larsen. El famoso momento fue inmortalizado en fotografías publicadas en diarios de todo el mundo.

Después de sus días como jugador, Berra sirvió como entrenador o mánager de los Yanquis, los Mets de Nueva York y Astros de Houston. Llevó a los Yanquis y a los Mets a ganar títulos.

Berra, hijo de migrantes italianos, recibió su apodo del oso Yogi, un personaje de caricaturas.

En su libro “The Yogi Book: I Really Didn’t Say Everything I Said!” (El libro Yogi: Realmente no dije todo lo que dije”), Berra se refiere a las famosas frases contradictorias que le atribuyen y por las que se hizo uno de los favoritos de la prensa, como: “Uno puede observar bastante solo viendo”, o “Ya nadie va allí [a un popular restaurante]. Pasa demasiado lleno”.

XS
SM
MD
LG