Enlaces para accesibilidad

Yihadista de EE.UU. murió al atacar en Aleppo

  • Voz de América - Redacción

Douglas McAuthur McCain tenía antecedentes criminales, como prueba esta foto de 2008 proporcionada por la policía de Minneapolis.

Douglas McAuthur McCain tenía antecedentes criminales, como prueba esta foto de 2008 proporcionada por la policía de Minneapolis.

Estados Unidos cree que hay docenas de estadounidenses peleando en Siria e Iraq junto a los militantes islámicos.

Douglas McAuthor McCain, quien se convirtió durante el fin de semana en el primer estadounidense que muere peleando junto a los militantes islámicos en Siria, cayó muerto al atacar un retén de la oposición siria cerca de Aleppo.

Los rebeldes opuestos a Assad conocidos como Ejército Libre Sirio respondieron al ataque y mataron a McCain. Los rebeldes degollaron a otros seis combatientes del Estado Islámico, pero no a McCain, y colocaron fotos en Facebook, según reportó la cadena NBC.

Los rebeldes dijeron haber encontrado a McCain portando su pasaporte estadounidense y $800 dólares en sus bolsillos.

McCain nació en Illinois y creció en New Hope, Minnesota, un suburbio de Minneapolis donde estudió en la escuela secundaria Robbinsdale Cooper. Tuvo problemas con la ley, y fue condenado por robo, posesión de drogas, conducta desordenada y por conducir luego de que su licencia le fue revocada, según reportó el Minneapolis Star Tribune.

En años recientes se mudó a San Diego, California junto a su madre y hermana. McCain trabajó en una tienda africana de un somalí que ya cerró, y estudió en una universidad local. Tiene una hija de un año.

Originalmente cristiano, McCain se convirtió a la fe musulmana en 2004. Su prima Kenyata McCain lo describió como “un hombre humilde y caritativo” que “perdió su identidad” al comenzar a relacionarse con musulmanes somalíes –Minnesota tiene la comunidad más grande de somalíes de Estados Unidos, unas 32.000 personas.

Kenyata dijo al periódico Minneapolis Star Tribune que había hablado con él apenas el viernes “y nos tenía convencidos que estaba en Turquía”.

“Sabía que era un musulmán muy comprometido –dijo Kenyata al periódico—, pero no sabía que apoyaba al [Estado Islámico].

La portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Caitlin Hayden, dijo en un comunicado que las autoridades estaban al tanto de la presencia de Douglas McCain en Siria.

McCain no ha sido el único. Estados Unidos cree que hay docenas de estadounidenses peleando en Siria e Iraq y el gobierno continúa los esfuerzos para “interrumpir y disuadir los viajes de estos individuos que quieren unirse en el extranjero a yihads violentos”.

XS
SM
MD
LG