Enlaces para accesibilidad

Rivalidad persa-saudita aviva conflicto en Yemen

  • Voz de América - Redacción

Riad acusa a Irán de apoyar a los rebeldes huzíes, los que han obligado al presidente yemení a huir a la capital saudita, y de apoderarse de zonas de Yemen.

Riad acusa a Irán de apoyar a los rebeldes huzíes, los que han obligado al presidente yemení a huir a la capital saudita, y de apoderarse de zonas de Yemen.

De no llegar a un acuerdo para solucionar conflicto yemení, las operaciones de Teherán y Riad podrían causar una guerra civil de gran escala.

Irán ha propuesto un plan de paz para poner fin al conflicto en Yemen, pero la idea ha recibido poco apoyo de sus rivales regionales como Arabia Saudita.

Riad acusa a Irán de apoyar a los rebeldes huzíes, los que han obligado al presidente yemení a huir a la capital saudita, y de apoderarse de zonas de Yemen.

Los analistas dicen que el conflicto está siendo impulsado por la rivalidad entre sunitas y chiítas entre las dos potencias regionales.

El avance de los rebeldes está siendo frenado por los ataques aéreos liderados por Arabia Saudita. Hablando en Madrid el martes, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, criticó fuertemente las acciones de Riad.

"Creemos que los bombardeos aéreos simplemente no son la respuesta, porque no hay nada de valor militar en Yemen para bombardear", dijo Zarif.

Irán niega rol

Zarif negó que Irán esté desestabilizando a Yemen al respaldar a los huzíes y propuso un plan de paz de cuatro puntos.

"Creo que hay muchas razones que si todos ayudamos, habrá un gobierno de base amplia y amable en Yemen para todos sus vecinos, y ese debería ser nuestro objetivo", dijo Zarif. "Así que [estos son los] cuatro puntos: alto el fuego, asistencia humanitaria, diálogo inter-yemení y un gobierno de amplia base amistoso para todos sus vecinos".

Sin embargo, las propuestas pacíficas de Irán deben ser tratados con precaución, sostuvo Davis Lewin de la Sociedad Henry Jackson un grupo de políticas basada en Gran Bretaña.

"Ellos no son nuestros aliados en calmar la situación, como se puede ver con Pakistán ahora siendo atraídos por el satélite iraní, los huzíes en Yemen", dijo Lewin.

Teherán versus Riad

Irán niega estar proporcionando apoyo militar a los huzíes, pero Yemen se perfila como un campo de batalla entre Teherán y Riad, según el profesor Fawaz Gerges, de la London School of Economics.

"Esta rivalidad entre las dos superpotencias regionales está vertiendo realmente gasolina en un voraz incendio en múltiples teatros: en Siria, en Irak, en el Líbano, y ahora en Yemen. La rivalidad Irán-saudí está convirtiendo un conflicto esencialmente político en no sólo una guerra por poder, sino también en un conflicto sectario", dijo Gerges a la Voz de América.

Gerges dijo que los huzíes no son vistos como aliados chiítas de Irán dentro de Yemen; pero la población suní del país se siente amenazada ya que las tensiones sectarias aumentaron, lo que podría crear un terreno fértil para el extremismo.

"Si este conflicto continúa, como parece ser el caso, mi opinión es que Al-Qaeda en la Península Arábiga y muy probablemente el llamado Estado islámico, encontrarán una base social de apoyo", dijo Gerges.

Naciones Unidas impuso un embargo de armas efectivo a los rebeldes huzíes el lunes.,

“[El embargo] impone consecuencias a los huzíes y al ex presidente [Ali Abdullah] Saleh, exige que los huzíes cesen las operaciones militares, y pide a todas las partes a volver una vez más a la mesa de negociaciones", dijo la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Samantha Power.

Si no hay un acuerdo negociado, los analistas advierten que las fuerzas sectarias de toda la región podrían ser arrastradas a una guerra civil a gran escala.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG