Enlaces para accesibilidad

Yemen: una mirada


Al-Qaeda comenzó a exportar nuevos métodos de terrorismo tras su unión con la organización en la península arábiga.

Al-Qaeda comenzó a exportar nuevos métodos de terrorismo tras su unión con la organización en la península arábiga.

La presencia de Yemen en el marco internacional pone de manifiesto que el terrorismo es sólo una parte de su compleja situación interna.

Yemen ha saltado a las noticias tras el envío de dos paquetes bomba en aviones de pasajeros, uno de ellos con destino a Estados Unidos.

¿Amenaza o posible aliado? Todavía es mucho lo que se desconoce de este país árabe al sur de Arabia Saudita, donde “el régimen no sólo afronta el reto de Al-Qaeda, sino que tiene otros retos internos mucho más graves”, explica Rafael Ortega, especialista en Yemen de Casa Árabe.

Anwar al-Awlaki, el clérigo estadounidense que estableció contactos con otros terroristas para atentar en el país o el joven de origen nigeriano entrenado en Yemen que intentó detonar una bomba en un vuelo comercial a Detroit el pasado 25 de diciembre de 2009 fueron los sucesos internacionales que pusieron a Yemen en el punto de mira.

Amenaza o alianza

Al-Qaeda está presente en Yemen desde finales de los años noventa. Sin embargo, no es hasta 2007 cuando este grupo incrementa su capacidad en el país árabe.

“A raíz del desplazamiento de miembros de Al-Qaeda de Arabia-Saudí, debido al acoso de las fuerzas de seguridad, se produjo un resurgimiento de Al-Qaeda en Yemen, y más a raíz de la unificación de esas dos ramas, la de Arabia Saudita y la de Yemen, con la creación de Al-Qaeda en la península arábiga a finales del año 2008”, explica Ortega.

Este ha sido el detonante que ha llevado a la organización a exportar nuevos métodos de terrorismo, en el que se enmarca este último suceso del envío de paquetes bomba.

Sin embargo, Ortega insiste en que “no hay que confundir la rebelión y la contestación política que hay en Yemen por parte de actores políticos contra un régimen al que acusan de corrupción y de no abrir el espacio a todos los actores políticos, con esta presencia de grupos que recurren a la lucha armada o a actos terroristas, como puede ser Al-Qaeda”.

Rafael Ortega es investigador principal de Casa Árabe y del Instituto Internacional de Estudios Árabes y del Mundo Musulmán en España.

Lea además:

Los retos internos de Yemen

Yemen: la lucha contra el terrorismo

Injerencia en Yemen: ola de tensión

XS
SM
MD
LG