Enlaces para accesibilidad

Espías rusos entre acusados por hackeo a Yahoo en 2014

  • Voz de América - Redacción

Dmitry Dokuchaev, (izq.) e Igor Sushchin son los nombres de los dos espías rusos identificados por el FBI.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció acusaciones el miércoles contra cuatro sospechosos, entre ellos dos espías rusos, por robar informacion personal a cientos de millones de personas en un ataque cibernético a Yahoo en 2014.

La fiscal general interina Mary McCord dijo que los dos agentes del Servicio Federal de Inteligencia ruso (FSB por sus siglas en inglés), que participaron en la intrusión, son Dmitry Dokuchaev e Igor Sushchin.

Según McCord, "ellos protegieron, dirigieron, facilitaron y pagaron a hackers criminales para recolectar la información por medio de intrusiones a computadores en Estados Unidos y otras partes".

La funcionaria del Departamento de Justicia añadió que los intrusos atacaron cuentas de personal de gobierno de Rusia y Estados Unidos, así como periodistas, empleados de servicios financieros y personal militar.

Otro de los cuatro indiciados es Alexsey Belan, quien ha sido acusado dos veces antes en Estados Unidos por piratería cibernética y está en la lista de los cibercriminales más buscados del FBI desde hace más de tres años.

El cuarto hacker, Karim Baratov, es el único detenido. Fue arrestado el martes en Canadá, se informó.

El FSB, es la agencia de inteligencia rusa. La unidad donde trabajan los dos agentes acusados dentro del FSB, conocida como Center 18, es el principal "punto de contacto (del FBI) en Moscú para asuntos de delitos cibernéticos", dijo McCord.

"La participación y dirección de funcionarios del FSB con responsabilidades policiales hace esta conducta mucho más atroz", dijo la fiscal, agregando que "No hay pase libre para el comportamiento criminal patrocinado por naciones extranjeras".

El ataque a Yahoo

En 2014, el equipo de seguridad de Yahoo descubrió evidencia de que un hacker respaldado por un gobierno extranjero no identificado había ingresado a cuentas de clientes, pero los ejecutivos “no tomaron medidas suficientes” en base a ese conocimiento, de acuerdo con resultados de una investigación interna.

En el momento, Yahoo solo notificó a 26 personas que sus cuentas habían sido comprometidas.

El incidente afectó a por lo menos 500 millones de usuarios cuyas direcciones de correo electrónico, fechas de nacimiento, respuestas a preguntas de seguridad y otra información personal pueden haber sido robadas.

Tres meses después, Yahoo reveló que había descubierto otro hackeo en 2013 que afectó a unos 1.000 millones de cuentas, incluyendo algunas que también fueron afectadas en 2014.

La investigación de la compañía sobre el mal manejo del último ataque llevó a que la CEO Marissa Mayer no recibiera los bonos anuales y la renuncia del consejero general de Yahoo, Ronald Bell.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG