Enlaces para accesibilidad

XIX Cumbre Iberoamericana

  • Jose María Lanseros - Madrid

El comunicado emitido por la presidencia de portugual pretende denotar el fracaso de la cumbre y evitar compromisos concretos.

El comunicado emitido por la presidencia de portugual pretende denotar el fracaso de la cumbre y evitar compromisos concretos.

Al no haber llegado a un acuerdo en la situación de Honduras la Cumbre Iberoamericana ha sido considerada como un fracaso.

La presidencia portuguesa ha certificado el fracaso de la XIX Cumbre Iberoamericana al no lograr un acuerdo de todos los países presentes sobre la situación en Honduras tras las elecciones y ha emitido un comunicado, a título de anfitrión, en el que con una redacción ambigua, evita compromisos concretos.

En el texto se dice que los jefes de Estado y Gobierno “han analizado” la situación tras las elecciones, “condenan” el golpe de Estado y “consideran inaceptables las graves violaciones de los derechos y libertades fundamentales” del país centroamericano.

En este contexto, la presidencia, tras una cumbre en la que ha estado presente Patricia Rodas, ministra de exteriores del depuesto presidente Zelaya, considera que la restitución del presidente Zelaya en el cargo para el que fue democráticamente elegido hasta completar su período constitucional es un paso fundamental para el retorno a la normalidad constitucional.

La división que hay en la región sobre el tema con 4 países, Colombia, Panamá, Costa Rica y Perú que han reconocido los comicios como validos y otros como Brasil y Venezuela que se niegan en rotundo a hacerlo marcó la nota que la presidencia de la cumbre en manos de Portugal emitió al respecto. Este texto concluyó con un enunciado de que los países iberoamericanos “seguirán contribuyendo activamente en la búsqueda de una solución que permita la apertura de un diálogo nacional en Honduras y devolver el régimen democrático al pueblo hondureño”. Un aspecto que incidió el presidente del Gobierno de España José Luis Rodríguez Zapatero.

La nota portuguesa concluye con un “firme compromiso” con la defensa de “los principios democráticos de los países de Iberoamérica para prevenir cualquier intento de desestabilización a gobiernos legítimamente electos”.

Por su parte, los países de la alianza bolivariana rechazaron en un comunicado reconocer las elecciones hondureñas del pasado domingo porque sería “un peligroso precedente”, comentó el presidente de Ecuador Rafael Correa en declaraciones a TVE.

Las diferentes posiciones en el asunto de Honduras son una muestra más de la división de la región, un hecho que dificulta acuerdos políticos y comerciales entre los países de la zona y por ejemplo UE, en asuntos como pacto con región andina aunque la presidencia de turno de la UE a cargo de España en el primer semestre 2010 pondrá énfasis que avancen las negociaciones comerciales pendientes con América Latina como naciones de MERCOSUR

En la rueda de prensa final el secretario general iberoamericano, Iglesias, resaltó entre otros temas, que el próximo año entrará en vigor el Convenio Iberoamericano de Seguridad Social que dará protección a los trabajadores migrantes e incluirá lo de sus jubilaciones tras haber cotizado en diferentes países de la comunidad iberoamericana.

Iglesias agregó que es pertinente que la próxima Cumbre Iberoamericana de 2010 en Mar de Plata, Argentina, lleve como tema principal a la educación, una vez que en Estoril se dieron avances sobre innovación y conocimiento.

XS
SM
MD
LG