Enlaces para accesibilidad

Los Wizards dieron trabajo al Heat


Chris Bosh convierte los tiros libres al final del partido para poner la paridad y luego llegaria el desnivel a favor del Heat.

Chris Bosh convierte los tiros libres al final del partido para poner la paridad y luego llegaria el desnivel a favor del Heat.

LeBron James lideró al equipo de Florida con 32 puntos, aunque fue Wade quien aseguró la victoria.

Apenas 8 segundos antes del final del partido, el Heat de Miami pasó al frente con dos tiros libres de Dwyane Wade, para derrotar a los sorprendentes Washington Wizards por 95 a 94, y extender, en la capital, el récord de victorias consecutivas a 12.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, un conocido fanático del básquetbol, canceló su asistencia debido a la agenda de trabajo, cuando todos esperaban que fuera a ver a los "tres grandes" de Miami.

LeBron James lamentó la ausencia del mandatario diciendo que su presencia "hubiera sido algo maravilloso". Recordó que "tuve la oportunidad de ir a uno de sus eventos en este verano y de estar en la misma cancha que él. Sin embargo, el hecho de que él pudiera ver de lo que vivo hubiera sido grandioso, pero es un hombre ocupado'', reconoció el estelar jugador.

El partido jugado en el Verizon Center, en el barrio capitalino de Chinatown, no fue lo que todos esperaban. Pero al menos, le dio a los sufridos fanáticos de los Wizards, una alegría a medias.

Increíblemente, los que festejaron casi como si hubieran ganado una final, fueron los jugadores del Heat, que no podían creer el partido que acababan de ganar y que les permitió pasar a liderar la división.

Con el estadio repleto con 20.200 espectadores, los Wizards, conducidos por el joven Nick Young que marcó 30 puntos, y los bloqueos y rebotes de Andry Blatche bajo el tablero, pusieron en problemas a los Heat. Los viajes y la seguidilla de partidos le pasaron la factura al equipo de LeBron James, pese a que la estrella marcó 32 puntos.

Sin embargo, hasta el final los Wizards, que marchan últimos en la división y que acababan de transferir a su estrella Gilbert Arenas a los Magic de Orlando, tuvieron oportunidades. Faltando 2 segundos, Kirk Hinrich pudo haber dado la victoria a los locales, pero su lanzamiento se quedó corto y la victoria se fue para Miami.

De todas formas, los más de 20 mil asistentes se fueron felices, porque mientras se juagaba el partido un desafiante logró comer una hamburguesa de 20 libras, unos 9 kilos, y la empresa de comida rápida que ofrecía el desafío tuvo que cumplir con el compromiso anunciado de darle una hamburguesa gratis a cada asistente.

Eso sí, la promesa fue efectivamente cumplida al día siguiente, porque no había forma de que cocinaran 20 mil hamburguesas a la salida del encuentro. Cómo dice un programa de la Voz de América, es del tipo de cosas que pasan Only in America, solamente en Estados Unidos.

XS
SM
MD
LG