Enlaces para accesibilidad

Después de la tormenta

  • Voz de América - Redacción

Una máquina limpianieve despeja la entrada a la Casa Blanca en Washington

Una máquina limpianieve despeja la entrada a la Casa Blanca en Washington

Se reportan 18 muertes asociadas con la tormenta, pero por otro lado los tres aeropuertos en el área de Washington trabajarán normalmente el viernes, por lo que se espera que sean menos los vuelos suspendidos.

La capital de Estados Unidos se intentaba recuperar de las nevadas del jueves –las más fuertes de este invierno— mientras el gobierno federal anunció que abriría, si bien dos horas tarde.

Los pronósticos se cumplieron y el área metropolitana de la capital recibió entre 10 y 48 centímetros de nieve en la primera nevada, y entre 2 y 9 cms durante la segunda nevada la noche del jueves.

Números similares fueron observados en el sur del país y en Nueva York y Boston.
Al menos 18 muertes fueron atribuidas a la tormenta, incluyendo la de una mujer embarazada cuyo automóvil fue golpeado por un camión quitanieves. Su bebé nació pero está en condición crítica.

La tormenta golpeó primero en el sureste de país el miércoles y subió de forma paralela a la costa del Atlántico el jueves hacia Nueva Inglaterra, en lo que se conoce como un “norestern”.

Este ha sido un invierno inusualmente duro en Estados Unidos, con fríos peligrosamente mortales en el medio-oeste del país, tormentas de hielo en el sur, y la mayor cantidad de nieve que haya caído en el Este en varios años.

En Washington, Virginia y Maryland casi todos los sistemas escolares estarán cerrados por segundo día consecutivo y no abrirán de nuevo hasta el martes, pues el lunes se celebra el Día de los Presidentes. Las escuelas han terminado con los cinco “días de nieve” incluidos en el calendario escolar, por lo que muy probablemente la escuela sea extendida varios días en el verano.

Los tres aeropuertos en el área de Washington trabajarán normalmente el viernes, por lo que se espera que sean menos los vuelos suspendidos. El jueves, unos 6.500 vuelos fueron suspendidos en toda la región a causa de la tormenta, constituyendo uno de los peores días para viajar en la historia.

Sorprendentemente, el área no sufrió apagones significativos.
XS
SM
MD
LG