Enlaces para accesibilidad

¿Cómo proteger el cielo de Washington?

  • Voz de América - Redacción

El aterrizaje de un girocópeto en el Capitolio apuntó los desafíos que existen para proteger el espacio aéreo de la capital.

El aterrizaje de un girocópeto en el Capitolio apuntó los desafíos que existen para proteger el espacio aéreo de la capital.

Tras el incidente de la semana pasada donde un girocóptero aterrizó en el césped del Capitolio, expertos analizan lo que es necesario para evitar que este tipo de acciones se utilicen para ataques.

Ser la sede de las tres ramas del gobierno federal de Estados Unidos hace de Washington el objetivo primordial para los que quieren que sus mensajes e ideas sean escuchados.

Desafortunadamente, muchos de ellos optan por entregarlas en formas poco ortodoxas, incluyendo desde el aire, como ocurrió la semana pasada cuando un girocóptero aterrizó en el Capitolio.

Cuando el trabajador de Servicio Postal Doug Hughes consiguió que su aparato casero aterrizara en el césped del Capitolio estadounidense, en un intento audaz para entregar un mensaje político a los legisladores, los servicios de seguridad fueron tomados por sorpresa.

Hughes fue rodeado y detenido por la policía rápidamente, su girocóptero revisado en busca de explosivos, y ahora enfrenta varios años de prisión.

Pero su hazaña apuntó una vez más que el espacio aéreo de la mayoría de los edificios públicos de la capital estadounidense es fácilmente penetrado por aviones no tripulados y aparatos ligeros, demasiado pequeños y volando demasiado bajo para ser impedidos de forma segura de alcanzar sus metas.

Difícil detección

John Hansman, profesor de Aeronáutica y Astronáutica en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), dijo que vehículos voladores pequeños no son fáciles de detectar y detener.

"Si usted tiene un objetivo muy pequeño, como un girocóptero, que no tiene una sección transversal muy grande, por lo que no refleja mucha cantidad de energía de vuelta, y está cerca de la superficie, es posible obtener alguna señal allí, pero es probable que se piense que es un edificio o un coche en movimiento sobre el terreno, no un helicóptero", dijo Hansman.

El experto agregó que el tráfico pesado en el centro de Washington hace que la detección sea aún más difícil.

"Si tiene un entorno complejo como el área alrededor de Washington, donde tiene muchos otros vehículos transitando, hay vehículos en el aire, y tiene algo muy pequeño como [el girocópotero], en realidad no es tan difícil para avance a través de la protección", añadió.

Sistemas inadecuados

Lo cierto es que los actuales sistemas de seguridad son insuficientes, según el presidente de la American Leadership and Policy Foundation, David Stuckenberg, un ex piloto militar que escribe sobre seguridad del espacio aéreo.

"Tenemos que entender que hemos tenido suerte y a medida que aumenta la tecnología y los drones proliferan, la gente va a ver cada vez más a estos vehículos como armas de oportunidades o de tecnologías que pueden ser adaptadas para su mala intención", dijo.

Stuckenberg añadió que queda mucho por hacer para que sistemas seguros sean instalados, como por ejemplo la realización de análisis exhaustivos y aplicar nuevas regulaciones.

XS
SM
MD
LG