Enlaces para accesibilidad

Vuelven los alces a EE.UU.


Funcionarios estatales esperan que la población llegue a alrededor de 500 animales en los próximos años.

Funcionarios estatales esperan que la población llegue a alrededor de 500 animales en los próximos años.

Durante décadas los alces desaparecieron del paisaje estadounidense, un proyecto de restauración de la vida salvaje intenta cambiar esto.

El llamado de un animal hace eco en el paisaje de Missouri. Se trata de un alce macho tratando de atraer a una pareja, un sonido que no se ha escuchado en esta área del país hace más de 150 años.

Los majestuosos animales, unos de los venados más grandes del mundo, no se han visto desde mediados de los 1860 cuando las costumbres de caza provocaron la extinción de los alces en la parte oriental de Estados Unidos.

Ahora, la vida salvaje ha sido reintroducida satisfactoriamente en áreas como el Parque Nacional de Yellowstone en Wyoming y en algunos ríos en las cercanías de New York y Pennsylvania, regiones donde su busca reconstruir el “camino del alce”.

El objetivo de Missouri, parte del trayecto, es tener unos 150 alces en los próximos años y así, poco a poco, llegar a una población de 500 animales.

Eminence, un pequeño pueblo en el área de restauración de los alces, fue declarada como la “Capital de los alces en Missouri”. Unas 600 personas viven del turismo que viene a lo largo de los ríos a cazar venados y pavos. Ellos esperan que pronto los alces le den un nuevo impulso al turismo.

El primer alce que se puso en el área lleva consigo chips y las posibilidades de seguir sus movimientos geográficamente, lo que los científicos utilizarán para estudiar las preferencias de hábitat de estos animales. En unos cuatro o cinco años, una vez la población sea lo suficientemente grande, el estado planea permitir la caza dentro de los límites de la zona de restauración.

XS
SM
MD
LG