Enlaces para accesibilidad

El voto argentino en el exterior

  • Voz de América - Redacción

La mayor cantidad de argentinos registrados se encuentra en EE.UU., con 13.523 empadronados, seguido de 6.256 en España y 3.049 en Uruguay.

Más de 50.000 argentinos del millón que vive en el exterior están registrados para votar en las elecciones nacionales del 23 de octubre, un 10% más con respecto a las últimas elecciones legislativas de 2009, informó la Cancillería argentina.

La mayor cantidad de argentinos registrados se encuentra en Estados Unidos, con 13.523 ciudadanos empadronados, seguido de 6.256 inscriptos en España, 3.049 en Uruguay, 2.739 en Brasil, 2.706 en Alemania y 2.456 en Chile. Las ciudades con mayor número de empadronados son Los Ángeles, con más de 6.000 registrados, y Madrid, con más de 3.000, según la Cancillería.

Los argentinos que viven en el extranjero “no están obligados a votar, no es como en la Argentina que viviendo allí el voto es obligatorio”, explicó a la Voz de América el cónsul general de Argentina en Uruguay, Miguel De Simone. Para poder ejercer el derecho a voto, los argentinos radicados en el exterior tenían hasta el 26 de abril pasado para empadronarse, según De Simone.

Aunque el número de inscriptos aumentó a nivel mundial, De Simone consideró que en Uruguay la cifra es relativamente baja, considerando que hay entre 33 y 34 mil argentinos radicados en ese país.

Los que estén habilitados para votar podrán hacerlo en los cinco consulados argentinos en Uruguay localizados en Montevideo, Colonia, Fray Bentos, Paysandú y Salto. Aunque en Maldonado también hay un consulado, solo abre en la temporada de verano. “La actividad del consulado oficia como cualquier lugar de votación en Argentina, cumplimos el horario de votación de 8 de la mañana a 6 de la tarde”, dijo el cónsul general.

De Simone aclaró que lo que exime a los argentinos expatriados de votar es haber hecho el cambio de domicilio en el consulado. “La comprobación de la no obligación de votar en la Argentina es que tenés hecho el cambio de domicilio en tu documento”.

Si un argentino aún está tramitando su residencia legal, un trámite que “suele durar bastante”, igualmente puede efectuar el cambio de domicilio presentando documentos que comprueben que vive en el país extranjero, tal como un contrato de alquiler y facturas de los últimos tres meses que estén a su nombre, ejemplificó.

¿Y si el argentino se encuentra de viaje o no realizó el cambio de domicilio en el exterior? En ese caso, deberá justificar la no participación en las elecciones del domingo en una representación argentina el mismo día de las elecciones o a su regreso al país ante la Cámara Nacional Electoral durante los próximos 60 días.

“Para comprobar que el solicitante se hallaba en exterior el día del comicio, es suficiente con la constancia del sello de salida de la República y el de reingreso en el pasaporte. También se tomará como válido el pasaje”, informó la Cancillería argentina.

Multas acumuladas

A veces, los trámites superan la voluntad de los que se radican en el exterior.

Eugenia, de 30 años, que vive en el exterior desde 2005 –primero en España y luego en Uruguay desde 2010- no ha votado en elecciones nacionales desde que se mudó, dijo a la Voz de América. Lo mismo ocurre en el caso de su marido. La joven argentina dijo que no es que no quiera votar, pero el desconocimiento de los trámites que debe hacer sumado a las complicaciones propias de mudarse ahogaron sus buenas intenciones.

Cuando la pareja quiso votar en España, Eugenia dijo que les avisaron que no podían porque no se habían empadronado. Y como tampoco habían hecho el cambio de domicilio al año de mudarse, debían pagar la multa por no votar. No se acuerda bien de cuánto era –y no la pagó- pero cree que sumaba unos 800 euros. En Uruguay tampoco tramitaron el cambio de domicilio, ya que querían asegurarse antes de vender su apartamento en Buenos Aires.

Según dijo, sus amigos argentinos en el extranjero –tanto en España como en Uruguay- están en una situación similar.

Pese a que no vota desde que se fue al extranjero, Eugenia dijo que sigue de cerca las noticias políticas de su país y todos los días lee periódicos argentinos. Si pudiera, votaría al socialista Hermes Binner, actual gobernador de Santa Fe que se presenta por el Frente Amplio Progresista.

“Binner es un socialista menos demagogo” que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, consideró Eugenia, que discrepa con “la manipulación social” de la mandataria. “A Binner lo veo más pragmático (…) el desarrollo de Santa Fe ha sido contundente bajo su gobierno, aunque la producción agrícola ayudó. Me parece que es serio, tiene políticas serias”.

XS
SM
MD
LG