Enlaces para accesibilidad

Volver al terreno de juego


Los jugadores recibieron la noticia con "silencio de asombro seguido de una ronda de aplausos".

Los jugadores recibieron la noticia con "silencio de asombro seguido de una ronda de aplausos".

Kevin Jordan se recupera de un trasplante de riñón que su entrenador de béisbol le cedió para demostrar que son un equipo.

Kevin Jordan tuvo un resfriado que se le complicó el invierno pasado mientras estudiaba en Columbus que le hizo perder 20 libras. Los doctores del Hospital Universitario Emory, en Atlanta, descubrieron que se trataba de su riñón, que funcionaba al 15% o 20% de su capacidad.

Después de que le diagnosticaran vasculitis, un tipo de desorden autoinmune causado por anticuerpos anómalos, comenzó con la diálisis. Primero tres días a la semana, después diario.

Nadie en su familia tenía un riñón compatible para realizar un transplante. El problema de salud se agravó cuando percibieron que podía causarle bajadas fuertes de proteínas en la orina, con un posible fallo de riñón.

Compañeros en la cancha

A sus 42 años, Tom Walter, entrenador de béisbol de Jordan, nunca había necesitado conocer cuál era su tipo de riñón, pero en aquel partido de primavera se enteró de que podía ser compatible con el organismo de Kevin.

Le sobraron tres días para decidir que su cuerpo podría sobrevivir sin el riñón y comunicó al resto del equipo que haría la donación.

Los jugadores recibieron la noticia con "silencio de asombro seguido de una ronda de aplausos".

“Muchas cosas tienen que pasar juntas para que algo así suceda”, explica Jordan. “Todo el mundo quiere sentir que existe una buena historia allá donde la haya”.

"Para nosotros, es casi como que ha sido la intervención divina", dijo Keith Jordan, el padre de Kevin a la agencia Associated Press.

Tanto Walter como Kevin se recuperan favorablemente en un hospital de Atlanta un día después del trasplante.

Walter, quien asegura que no es una decision tomada con la cabeza, sino desde el corazón señala que "cuando reclutamos a nuestros chicos, hablamos de la familia y de hacer sacrificios los unos por los otros, por nuestros compañeros de equipo”.

XS
SM
MD
LG