Enlaces para accesibilidad

voanoticias.com en Quito


La situación en Ecuador tiene pronóstico reservado. Incluso el presidente de Ecuador arriesgó su propia vida al dirigirse al regimiento militar, cuando en medio del tumulto los policías le lanzaron bombas lacrimógenas, agua y trataron de golpearlo.

A esta protesta se han sumado un centenar de militares que tomaron la pista del aeropuerto Mariscal Sucre de la capital, lo que ha provocado la suspensión de los vuelos en el aeropuerto capitalino, dejando a unas 700 personas varadas.

La situación está prácticamente fuera de control, dado que las autoridades no han podido controlar lo que está ocurriendo en Quito y ahora ha comenzado a extenderse a otras ciudades del país.

Lea además: Apoyo internacional a Correa

Vandalismo y saqueo es parte de lo que se verifica en distintas ciudades, cuando la policía ha decidido permanecer acuartelada y no trabajar como protesta a los recortes de beneficios, propuesto por el gobierno.

La medida no tiene precedentes en la historia de Ecuador con participación de elementos de la policía.

El ejército por su parte, a través de la cúpula militar a expresado su respaldo al presidente de la república, sin embargo, hay un grupo reducido de militar están apoyando la protesta de la policía.

Pero el mayor problema es que nadie tiene el control de la situación. Incluso, en Guayaquil el propio comandante de la policía reconoció que la institución perdió el mando y el control sobre la tropa, al punto que los mismos policías han impedido que los comandantes puedan hablar.

XS
SM
MD
LG