Enlaces para accesibilidad

Anchel y el tablet de Samsung

  • Anchel Labena

La pantalla de inicio es muy personalizable, con impresionantes fondos animados que responden al tacto.

La pantalla de inicio es muy personalizable, con impresionantes fondos animados que responden al tacto.

El tablet de Samsung utiliza Android y, aunque de precio elevado, puede golpear fuerte en el mercado de los tablet.

Desde abril de 2010 existen en en el mercado dos tipos de producto muy diferentes: los tablets y el iPad de Apple. Técnicamente el iPad es sólo un tablet más: un dispositivo de pantalla táctil a caballo entre un celular y una computadora portátil. Y sin embargo con cada nuevo tablet que sale al mercado siempre se repite la misma pregunta: ¿supera al iPad?

Ese es el caso del nuevo Samsung Galaxy Tab, la apuesta de la empresa surcoreana en el mercado de los tablets basada en el sistema operativo Android y que analizamos para VOANoticias en esta ocasión.

La primera impresión al tener el Galaxy Tab en mis manos es su peso tan ligero, sobre todo cuando lo comparamos con un iPad, que en su versión Wi-Fi pesa aproximadamente el doble. Esto se debe en gran medida al menor tamaño del dispositivo, con una pantalla TFT de 7 pulgadas, muy similar en calidad a la de la mayoría de celulares de la compañía.

Debido a su menor tamaño, la pantalla no tiene el mismo impacto inicial que supone el iPad, pero como ventaja es más fácil su uso sin necesidad de apoyarlo en una mesa. En la parte frontal, debajo de la pantalla, se encuentran cuatro botones táctiles para abrir menús de opciones, ir a la página de inicio, volver atrás y buscar en todo el dispositivo y la web. La parte trasera la completa una carcasa blanca de plástico muy atractiva, aunque enseguida recogió marcas de mis huellas dactilares.

Es al desbloquear el dispositivo con un botón lateral (y deslizando el dedo por la pantalla) cuando se desvela una bonita escena con peces animados nadando bajo el agua. Es bastante personalizable y se pueden arrastrar a nuestro antojo varios “widgets”, pequeñas aplicaciones que nos mostrarán el tiempo, las últimas noticias o las actualizaciones en Facebook de nuestros contactos, por ejemplo. También podremos colocar accesos directos a nuestras aplicaciones favoritas.

Los usuarios de celulares con Android reconocerán de inmediato esta pantalla de inicio, que también está presente en el popular Galaxy S de la misma compañía. Menos sorprendente es el menú de aplicaciones, que claramente intenta imitar al del iPad pero sin ofrecer la misma fluidez al desplazarnos a través de la cuadrícula de iconos.

Hablando de fluidez, el navegador web es otro apartado que necesita mejorar. Las páginas se cargan correctamente, pero al aumentar el tamaño para mejorar la lectura y desplazarnos en ella se nota una lentitud considerable. Como punto a favor se puede argumentar que al contrario que el iPad, el Samsung Galaxy Tab cuenta con soporte para Adobe Flash, con lo que es posible ver por ejemplo videos de Youtube sin salir de la página.

Donde el Galaxy Tab no tiene competencia alguna (al menos en el sector de los tablets) es en la lectura de periódicos y revistas. Un representante de Samsung me mostró la aplicación de lectura, que da acceso a cientos de publicaciones impresas de todo el mundo. Su lectura es similar a la de un periódico de papel, pero al tocar el titular de una noticia ésta pasa a ocupar toda la pantalla para proporcionar una lectura más cómoda. El tamaño y peso del Galaxy Tab lo hacen ideal para su uso diario como dispositivo de lectura.

Otros detalles a destacar son la incorporación de dos cámaras (una frontal y otra trasera) que, aunque de baja calidad en comparación con los celulares actuales, hace posible la videollamada gratuita a través de la aplicación Fring. Apple ya incluye un servicio similar en su iPhone 4, pero no dispone de cámara en el iPad.

Con tanta función en un aparato pequeño lo lógico es que la batería dure poco, y aunque no pude usar el Galaxy Tab el tiempo suficiente como para agotar la batería, el representante de Samsung aseguró que viendo video de forma continuada y el Wi-Fi activado dura aproximadamente 6 horas. Bastante razonable para un dispositivo de este tamaño.

Lo que no es tan razonable es el precio, que actualmente se encuentra en los $600 libre. Es posible adquirirlo más barato con un contrato de internet, pero estaremos obligados a mantenerlo durante un tiempo determinado. Se espera que Samsung saque una versión más barata sólo con Wi-Fi (eliminando la conectividad 3G).

¿Y la respuesta a la pregunta inicial? ¿Es el Samsung Galaxy Tab mejor que el iPad?

La respuesta dependerá del uso que le queramos dar. Su menor tamaño lo convierte en una opción muy cómoda al uso diario, y ciertas características como las dos cámaras para fotos y videos y el GPS (con navegación por voz gratuita) simplemente no están disponibles en el iPad. Pero Apple sabe pulir muy bien sus productos, y se nota que Samsung no tiene la misma maestría a la hora de integrar software y hardware. Pero no me cabe duda de que el Galaxy Tab es un buen competidor, si no el primero, capaz de hacerle frente al iPad.

Samsung Galaxy Tab – Características técnicas (cortesía de Samsung)

  • Tamaño: 190.09 x 120.45 x 11.98 mm
  • Peso: 380g
  • Pantalla: 7.0 pulgadas a resolución 1024x600
  • Sistema Operativo: Android 2.2 (Froyo)
  • Procesador: 1.0GHz
  • Cámaras: 3.0 Megapíxeles con flash LED (trasera) y 1.3 Megapíxeles (frontal)
  • GPS: A-GPS
  • Video: Grabadora a 720p a 30 fotogramas por segundo
  • Memoria: 16GB o 32GB más soporte para tarjetas MicroSD
  • Sensor giroscópico integrado
XS
SM
MD
LG