Enlaces para accesibilidad

Washington: imposible de vivir


--- El impuesto estatal en Washington es de 5,75%, en comparación al de las otras cuatro ciudades que son 9% en Los Ángeles, 4% en Nueva York, 8,75% en San Francisco y 7% en Miami.

--- El impuesto estatal en Washington es de 5,75%, en comparación al de las otras cuatro ciudades que son 9% en Los Ángeles, 4% en Nueva York, 8,75% en San Francisco y 7% en Miami.

Muchos sueñan con vivir en la capital diplomática del mundo, sin saber que dormir en cuatro paredes en esta ciudad, puede costarle un ojo de la cara.

Washington, la urbe política, es una de las cinco ciudades más caras de Estados Unidos y conseguir el espacio cúbico perfecto para llamarlo “hogar” no es una tarea fácil.

Un estudio que elabora cada año la empresa estadounidense Mercer, revela que Washington tiene un costo de vida que la pone en un lugar no privilegiado.

El informe de 2015 de Mercer colocó a Washington en el lugar número 5 justo arriba de Miami y debajo de Nueva York, Los Ángeles y San Francisco.

Vivir en esta capital, puede costarle a una persona, solo en renta, aproximadamente entre $2.000 y $2.500 dólares, según explicó a la Voz de América Danny Leung, agente de bienes raíces de la agencia Century 21 New Millenium en Washington.

“Acabo de hacer un contrato de arrendamiento y un apartamento de una habitación podría costarte unos $2.500 dólares, pero depende también de la zona que los inquilinos prefieran y los servicios”, dijo Leung.

Leung como otros, explican que todo depende de lujos como portero, piscina, gimnasio y hasta lavadoras y secadoras que le envían un correo electrónico al usuario. Entre más moderno más caro.

Hay personas que para ahorrarse algunos dólares optan por menos pies cuadrados, pero no por esto ahorran ya que aplica la misma lógica del área perfecta, céntrica y segura.

“Un apartamento estilo estudio cuesta de $700 a $800 (dólares), pero no va a ser un área atractiva, ya que el área puede no estar cerca del metro, restaurantes, tiendas de autoservicio. Por eso y cien razones más es que la ubicación es importante”, explica Neil Glick, agente de bienes raíces de la agencia, Coldwell Banker en conversación con la Voz de América.

Entre las personas que llegan a vivir en Washington hay, “recién graduados, pasantes, personas que por circunstancias de la vida se divorcian, o simplemente por que quieren reubicarse dentro del mismo Washington”, explica Glick.

Si rentar es un lujo, comprar es un sueño casi imposible. El costo promedio de una casa en Washington es de $734 000 dólares dependiendo de su ubicación.

“Me encantaría comprar una casa en Washington, pero no nos alcanza. No en este momento de nuestra vida, tendríamos que dejar de hacer lo que nos apasiona”, dijo Natalia Guerrido y su pareja James Billy, quienes optaron por vivir en Maryland para poder viajar y tener la posibilidad de gastar sin cuidado en Washington.

“No compraría casa en Washington, aunque tuviera los medios, no me daría lo que yo quiero, tienes que establecerte y resignar a perder tu libertad en Washington”, agregó James.

La vivienda podría ser uno de los tropiezos para aquellos que se mudan a esta capital por una oferta de trabajo. Otros factores a los que se enfrentan son los servicios.

El agua y la luz son exageradamente caros. El consumo anual de electricidad es aproximadamente de $1 640 dólares. La electricidad es normalmente responsabilidad del inquilino.

¿Y qué del video e internet? La mayoría de las empresas de telefonía ofrecen paquetes de servicios que incluyen internet, teléfono y cable por $54,99 dólares por mes, que lejos de convenir sólo te atan a un contrato anual.

Esto significa un internet lento y quizás una selección de canales muy limitada. Si desea un plan o “paquete” mayor, el precio aumenta.

Así que, la próxima oportunidad de negociar un salario o una oferta laboral para ir a la capital de Estados unidos, haga su presupuesto con anterioridad, estudie el área donde desea vivir y asegúrese que esté cerca del metro, otro tema del que hablaremos después.

XS
SM
MD
LG