Enlaces para accesibilidad

Vino tinto ¿quema grasa?

  • Voz de América - Redacción

El estudio encontró que extractos de cuatro productos químicos naturales que se encuentran en las uvas moscatel, una variedad de uva nativa del sudeste de EE.UU. juegan un importante rol en el metabolismo de células grasas.

El estudio encontró que extractos de cuatro productos químicos naturales que se encuentran en las uvas moscatel, una variedad de uva nativa del sudeste de EE.UU. juegan un importante rol en el metabolismo de células grasas.

Científicos explicar que es un hallazgo milagroso para bajar de peso, pero sí de propiedades efectivas en el metabolismo de células grasas.

Una propiedad más que se podría atribuir al vino tinto.

Según una investigación publicada en el Journal de Bioquímica Nutricional las propiedades del vino tinto podrían ir más allá de mejorar las funciones del corazón y ser un elixir para la eterna juventud.

Para los investigadores en la Universidad Estatal de Oregón, en Estados Unidos, el vino tinto mejora los trastornos metabólicos asociados al exceso de peso como el hígado graso.

El estudio realizado con ratones de laboratorio demostró que los extractos de cuatro productos químicos naturales que se encuentran en las uvas moscatel, una variedad de uva nativa del sudeste de Estados Unidos juegan un poderoso papel en el metabolismo de las células grasas.

En especial el ácido élagico (poderoso antioxidante polifenolico) desacelera el proceso de crecimiento de las células grasas existentes, previene la aparición de otras nuevas e impulsa el metabolismo de los ácidos grasos en las células hepáticas.

Si bien el descubrimiento no representa un milagro para bajar de peso, el bioquímico y biólogo Nel Shay del Journal de Bioquímica Nutricionalexplica que al aumentar la cantidad de grasa que se quema particularmente en el hígado puede mejorar la función hepática en personas con sobrepeso.

Para la investigación se sometieron a dietas diferentes a dos grupos de ratones en el laboratorio, una saludable de poca grasa y otra poco saludable con la ingesta de un 60 por ciento de grasa, muy común entre el común de los adultos.

Luego de 10 semanas los roedores que consumieron una dieta alta en grasa presentaron hígado graso y signos de diabetes, pero cuando se le suministró el extracto de uva los altos niveles disminuyeron y se encontró una mayor actividad de dos proteínas que trabajan dentro de las células para metabolizar la grasa y el azúcar.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG