Enlaces para accesibilidad

La magia culinaria en la Gran Manzana


El chef Jordi Roca, en la cocina de Cosme, sostiene una de sus creaciones para deleitar a los comensales del evento "Cena México", parte del Festival de vino y comida de Nueva York.

El chef Jordi Roca, en la cocina de Cosme, sostiene una de sus creaciones para deleitar a los comensales del evento "Cena México", parte del Festival de vino y comida de Nueva York.

Nueva York está llena de superhéroes y Celia Mendoza conversó con dos chefs que buscan ayudar a erradicar el hambre.

Un dúo fenomenal. Se trata de Enrique Olvera y Jordi Roca, dos genios de la cocina, que en una noche unieron sus talentos para ayudar a combatir el hambre.

En una noche única, Enrique Olvera, dueño y chef del restaurante mexicano Cosme, y Jordi Roca, chef de postres catalán y dueño junto a sus hermanos de El Celler de Can Roca, el restaurante número uno en el mundo, unieron su talento para celebrar la comida mexicana en una cena especial.

Fue en una noche, que por $300 dólares los comensales saborearon un menú exclusivo y contribuyeron a acabar con el hambre.

Es de admirar que el total de las ganancias serán donadas a las organizaciones "Que no haya un niño con hambre" y el "Banco de comida de Nueva York".

Se que pregunto mucho, es mi condición natural de periodista, por eso no desaproveché para hablar con ellos.

"La comida no debe ser un privilegio sino más bien es un derecho que tenemos todos los seres humanos de comer bien y creo que los cocineros siempre estaremos a favor de eso, de que la comida sea algo para todos y no para unos cuantos", me dijo Olvera.

La fascinación por la cocina para Olvera comenzó en su infancia.

"Cuando estaba chiquito cocinaba con mi papá, huevo a la mexicana, los domingos. Siempre me pareció mágico como estos huevos, de repente, cuando les paliabas calor transformaban por completo su sabor y su apariencia y eso es siempre lo que me ha llamado la atención de la cocina que veo una parte casi mágica", dice este mago del paladar.

Jordi Roca, el otro mago de la cocina, a quien le robe algunas palabras, me explicó que viaja mucho y que para el “la cocina está abierta al mundo, a través de la cocina se puede dialogar y se puede hablar del sabor y de otras culturas comiendo".

Lo mas interesante de hablar con chefs como Roca, es que lo hago mientras prepara, en la cocina de Cosme, un plato con meticulosa atención y esmero.

Afortunada soy de estar en una ciudad como Nueva York, pero mas el poder compartir sabios consejos con exclusivos chef como ellos.

Un consejo que Roca le da a sus comensales es que “se deje llevar, que disfrute, que goce, que hay muchas capas que puede tener un plato. La primera te puede gustar más o mucho más, pero después hay capas que puedes ver de donde viene el concepto, que hay detrás de donde viene la referencia, de que cultura, de donde viene la química. Hay clientes desde 10 años hasta 90 años que disfrutan igual".

El aroma y la textura encapsulada en cada bocado, que en esta noche de fantasía culinaria, para estos dos genios de la cocina reunidos en Nueva York, tiene sabor único, el sabor azteca.

“Historias de Nueva York” son una serie de artículos escritos por Celia Mendoza, periodista de la Voz de América, desde Nueva York, con una óptica personal y humana.

XS
SM
MD
LG