Enlaces para accesibilidad

Videojuegos: nuevas fronteras

  • Akl

Los jugadores del Poder Popular reciben, a través del juego, consejos para organizar la estrategia de su campaña no violenta.

Los jugadores del Poder Popular reciben, a través del juego, consejos para organizar la estrategia de su campaña no violenta.

Los jugadores de videojuegos desarrollan capacidades y comportamientos muy apreciados en el nuevo mercado laboral.

Quienes juegan videojuegos son frecuentemente criticados por no estar en contacto con la realidad. Sin embargo, su capacidad para pactar y para traspasar han convertido en cualidades altamente apreciadas al momento de ser contratado por un empleador y a su vez, una herramienta de formación.

Aquellos apasionados jugadores llamaron la atención del ejército de Estados Unidos en 1990, cuando por primera vez se dieron cuenta de que las largas horas que gastaban jugando en los mundos virtuales eran un medio ideal para reclutar futuros soldados para el servicio militar. Asimismo, se dieron cuenta que es una buena forma de proporcionar entrenamiento.

En ese entonces nació America’s Army, una serie de videojuegos creados por el ejército y el gobierno que están disponibles gratis en la red.

"No creo que haya ninguna duda de que la intención del juego es proporcionar información sobre los valores militares y del ejército", dijo Frank Blackwell, administrador del programa, "y no hay duda de que, ha sido un éxito", añadió.

En la vida real no se puede volver a cargar

"America's Army está saneado relativamente y a propósito", dice el profesor José Delappe de la Universidad de Nevada. "Lo han diseñado de forma en que se vea muy poco derramamiento de sangre, de hecho, cualquier joven de 15 años lo puede descargar y acceder al juego sin ningún tipo de autorización de los padres."

Delappe, quien también es un artista multimedia y activista, ve una desconexión entre la muerte, el caos de la guerra y la guerra en sí. Cada vez que la persona juega, intencionalmente mata a su personaje y lo resucita como parte de un proyecto para honrar a los estadounidenses caídos en Irak y Afganistán.

A diferencia de otros videojuegos en primera persona, donde el atacante ve al enemigo explotando y usualmente son muy sangrientos, en America’s Army no se ve todo esto. “Esto es parte del ingenioso plan de mercado y parte de la naturaleza insidiosa del juego”, agrega Delappe.

El ejército asegura que la idea es ver la plataforma como un entrenamiento en un ambiente seguro.

Un tipo diferente de guerrero

Enseñar comportamientos y estrategias es la premisa para una nueva clase de juegos que promueven un tipo diferente de guerrero: aquellos que luchan pacíficamente por salarios o por encontrar cómo contrarrestar los desastres naturales.

Por ello, el Centro Internacional de Conflictos No Violentos, en Washington, creó dos juegos de estrategia: 'Una fuerza más potente' (A Force More Powerful) y el 'Poder popular' (People Power).

"Las personas interesadas en librar una lucha no violenta, quienes están en muchos países de todo el mundo, realmente necesitaban ayuda", dijo Steve York, el productor de 'Poder Popular'. "Cómo desarrollar una estrategia cuando se está luchando contra la corrupción, una dictadura o las diversas formas de opresión autoritaria", son las preguntas a resolver por el juego, explica el creador.

Esto es sólo el comienzo. Steve York dice que el gran potencial de los videosjuegos como herramienta educativa está por descubrirse.

XS
SM
MD
LG