Enlaces para accesibilidad

Precios de viviendas caen en EE.UU.

  • Voz de América - Redacción

Un reporte del grupo empresarial The Conference Board dice que una medida de la confianza de los consumidores aumentó ligeramente en septiembre.

Los precios de las viviendas en Estados Unidos cayeron más del 4% durante el período de 12 meses que culminó en julio. El grupo de investigación S & P Case-Shiller, Índice de Valores de Propiedad, señaló en un informe que los precios declinaron en la mayoría de 20 ciudades en las que se siguió los precios de las viviendas.

Comparando el mes de julio con el mes anterior, los precios de las viviendas se elevaron ligeramente, pero analistas dicen que los datos anuales reflejan claramente los problemas en el mercado.

El informe fue dado a conocer un día después de que el gobierno estadounidense informara que las ventas de viviendas nuevas cayeron por cuarto mes consecutivo, un 2,3%, a un ritmo anual de 295.000. Ese número está muy por debajo de lo que los economistas consideran como una tasa saludable: 750.000 ventas por año.

El mercado de vivienda es el eslabón más débil de la economía estadounidense. Ha estado plagado de millones de ejecuciones hipotecarias, a medida que los propietarios de viviendas pierden sus trabajos y no pueden pagar los préstamos de las viviendas.

A pesar de los bajos precios de las casas y los intereses históricamente bajos para los préstamos, las ventas han sido lentas tanto para casas nuevas como las ya construidas, debido a que los consumidores estadounidenses han reducido gastos para pagar sus deudas.

Los prestamistas también han impuesto normas más estrictas para los préstamos, con lo cual algunos compradores no califican para los nuevos préstamos.

Confianza de consumidores aumenta ligeramente

Un reporte separado del grupo empresarial The Conference Board dice que una medida de la confianza de los consumidores aumentó ligeramente en septiembre, luego de bajar pronunciadamente el mes anterior.

Las preocupaciones por la falta de empleos fueron una razón clave para el continuo pesimismo de los consumidores sobre la economía.

Los economistas estudian la confianza del consumidor porque es una medida importante del gasto personal, el cual impulsa la mayor parte de la actividad económica estadounidense.

XS
SM
MD
LG