Enlaces para accesibilidad

Unidad élite de la DEA a cargo de ex juez Aponte

  • Voz de América - Redacción

La DEA reveló que las detenciones demuestran el creciente vínculo entre el narcotráfico y el terrorismo.

La DEA reveló que las detenciones demuestran el creciente vínculo entre el narcotráfico y el terrorismo.

En las manos del grupo especial 959, Aponte será una herramienta muy efectiva en la investigación del círculo íntimo de Chávez, supuestamente involucrado en el tráfico de drogas.

Una unidad élite de inteligencia de la agencia antinarcóticos de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés), el grupo 959, estaría a cargo del caso del ex magistrado de la Corte Suprema de Venezuela, Eladio Aponte Aponte, según fuentes con conocimiento directo del caso.

El Grupo 959 se creó para perseguir a los traficantes en otros países que conspiraban para importar cocaína hacia Estados Unidos.

David Tinsley, un funcionario retirado de la DEA que ahora dirige su propia agencia privada de inteligencia, dijo a la agencia Reuters que el Grupo 959 sólo se podía involucrar en el caso de Aponte si el Gobierno sentía que el ex juez podía ofrecer evidencias poderosas.

"En las manos del 959, él será una herramienta muy efectiva", dijo Tinsley. "Ellos (la división) saben a quién persiguen y por qué", sostuvo.

El Grupo 959 ha manejado investigaciones fundamentales desde Colombia hasta Afganistán.

Estas incluyen la formulación de cargos llevada a cabo en el 2006 contra la cúpula y 43 comandantes de la guerrilla colombiana de las FARC por manejar una red responsable del 60 por ciento de la cocaína que circula en las calles estadounidenses, según ex agentes de la DEA.

La DEA, sin embargo, ha declinado hacer comentario alguno al respecto de este caso.

Estados Unidos ha denunciado durante años que Chávez ha hecho caso omiso ante el tráfico de drogas y que funcionarios de su Gobierno están directamente involucrados en este delito, acusaciones que Chávez ha rechazado.

Aponte dijo en abril en una entrevista con SOiTV, un canal de televisión por Internet de Miami, que los aliados de Chávez rutinariamente manipulan el sistema judicial, y acusó a altos funcionarios de participar en el tráfico de drogas.

El ex juez venezolano dijo que recibió la orden de liberar a un oficial del ejército que sería parte del círculo íntimo de Chávez y que había sido detenido por presuntamente participar en el contrabando de dos toneladas de cocaína.

Las acusaciones de Aponte fueron rápidamente respaldas por Luis Velásquez, otro ex juez, quien abandonó Venezuela en el 2006 en medio de una disputa con los aliados de Chávez.

Aponte fue destituido de su cargo por la Asamblea Nacional de Venezuela, bajo cargos de ayudar a Walid Makled, un empresario sindicado como uno de los mayores narcotraficantes de la región.

El juez voló a Costa Rica donde se puso en contacto con agentes de la DEA antes de llegar a Estados Unidos a mediados de abril en un avión pagado por el gobierno estadounidense.
XS
SM
MD
LG