Enlaces para accesibilidad

Exreo de Guantánamo "bajo resguardo humanitario" en Venezuela

  • Voz de América - Redacción

Abu Wa'el Dhiab, de Siria (der.) y Adel bin Muhammad El Ouerghi, de Túnez, exdetenidos de Guantánamo en la ventana del apartamento que compartían en Uruguay, antes de que Dhaib huyera del país y reapareciera en Venezuela.

Abu Wa'el Dhiab, de Siria (der.) y Adel bin Muhammad El Ouerghi, de Túnez, exdetenidos de Guantánamo en la ventana del apartamento que compartían en Uruguay, antes de que Dhaib huyera del país y reapareciera en Venezuela.

El sirio Abu Wa'el Dhiab estaría recluido en una sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), sin acceso a su abogado, dijo un amigo suyo.

Autoridades de derechos humanos de Venezuela investigan la suerte de un ex prisionero de Guantánamo que abandonó Uruguay, y que según uno de sus amigos habría sido detenido a fines de julio en Caracas por cuerpos de seguridad locales.

El sirio Abu Wa'el Dhiab estaría recluido en una sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), sin acceso a su abogado, según dijo Andres Conteris a la agencia The Associated Press.

Conteris es activista de la organización no gubernamental estadounidense Democracy Now y amigo de Dhiab.

AP cita a un miembro de la Defensoría del Pueblo, quien pidió no ser identificado, diciendo que solicitaron a la Fiscalía General investigar la condición de Dhiab luego de que su amigo denunció ante ese organismo que había sido arrestado al salir de la embajada de Uruguay en Caracas.

El gobierno venezolano ha mantenido hasta total hermetismo sobre la situación de Dhiab luego de que la cancillería de Uruguay indicó en un comunicado el 27 de julio que el sirio compareció en su oficina consular en Caracas para manifestar su intención de trasladarse a Turquía u otro país para reunirse con su familia.

El consulado uruguayo dijo que el sirio, que usa muletas y sufre varias afecciones de salud relacionadas con huelgas de hambre que realizó en la prisión de Guantánamo, pidió comunicarse por teléfono con la Cruz Roja, su abogado y miembros de su familia y luego se retiró voluntariamente por sus propios medios.

Conteris indicó que funcionarios del Sebin le informaron que Dhiab está bajo "reguardo humanitario, lo cual quiere decir que no es un detenido común, no hay cargos en su contra". El activista no identificó quien le dio la información.

Explicó que en varias oportunidades ha intentado visitarlo en el lugar que supuestamente Dhiab está recluido, pero los funcionarios le han impedido el acceso y sólo le han señalado que está en una "categoría especial antes de deportación"

XS
SM
MD
LG