Enlaces para accesibilidad

Venezuela sin mercado de divisas


El principal temor es que el aumento del control del gobierno sobre el mercado de cambio conduzca a una prolongada escasez de dólares.

El principal temor es que el aumento del control del gobierno sobre el mercado de cambio conduzca a una prolongada escasez de dólares.

El gobierno anunció que se están realizando intervenciones e investigaciones sobre la actuación de los operadores de la bolsa de valores.

El mercado paralelo de divisas en Venezuela permanecerá cerrado hasta que las autoridades implementen la plataforma que fijará una banda de precios para el dólar no oficial, la cual será operada por el Banco Central.

El anuncio fue realizado por el presidente de la Comisión Nacional de Valores, Tomás Sánchez, quien dijo que fue “suspendido el mercado de compra y venta de divisas extranjeras”.

El jerarca también aclaró que se están realizando intervenciones e investigaciones sobre la actuación de los operadores de la bolsa de valores en Venezuela y que solamente el Banco Central podrá operar con divisas.

La forma en la que operará el sistema de bandas, fue explicado por el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes a los medios de prensa. "Cada título valor tiene un precio en el mercado internacional, que da un valor implícito, que es lo que llamaban dólar paralelo. El Banco Central fijará una banda dependiendo del título de menor valor y del de mayor valor".

Las autoridades también anunciaron la exclusión de los intermediarios bursátiles de las operaciones con divisas.

"El mecanismo de tasación lo asume nuestra entidad, el Banco Central con exclusión absoluta y total de las casas de bolsa", anunció el ministro de Finanzas, Jorge Giordani.

La Asamblea Nacional de Venezuela, aprobó en tiempo récord una reforma legal que regula las intermediaciones de títulos-valores con los que se genera el "dólar permuta", siguiendo los deseos del presidente Hugo Chávez, quien dijo que iría con los especuladores del mercado.

En medio de un estricto control de cambio vigente desde el 2003, el gobierno de Chávez se vio obligado a devaluar este año desde 2,15 bolívares por dólar a 2,6 bolívares por dólar para importaciones de alimentos y medicinas, y a establecer un segundo tipo de cambio de 4,30 bolívares por dólar para otros sectores.

Sin embargo, los empresarios han denunciado reiteradamente sobre los severos retrasos en las asignaciones de divisas. Venezuela tiene una fuerte dependencia de las importaciones, lo que refuerza la necesidad de los importadores de obtener dólares por vías no oficiales. Por la presión del mercado comprador, el tipo de cambio tocó máximos históricos de 8,2 bolívares en lo que va de mayo.

El principal temor que se abre en el mercado local en Venezuela, es que el aumento del control del gobierno sobre el mercado de cambio, termine con más demoras y trabas, y conduzca a una prolongada escasez de dólares.

La falta de dólares, según los expertos, conduciría a un desabastecimiento de varios bienes, al aumento de la inflación y la profundización de la recesión que afecta severamente a Venezuela. La nación tiene la tasa de inflación más alta de Latinoamérica.

Los venezolanos además han optado por acumular dólares ante la alta inflación, que reportó una aceleración de 5,2 por ciento en abril y acumula una tasa anualizada de 30,4 por ciento.

XS
SM
MD
LG