Enlaces para accesibilidad

Venezuela reitera rechazo a Palmer


El gobierno de Venezuela cuestiona las respuestas del embajador Larry Palmer a un cuestionario del Senado durante las audiciencias.

El gobierno de Venezuela cuestiona las respuestas del embajador Larry Palmer a un cuestionario del Senado durante las audiciencias.

La cancillería venezolana expresó su convicción de que Caracas y Washington puedan encontrar una solución.

A través de un comunicado emitido por la embajada de Venezuela en Washington, el canciller venezolano Nicolás Maduro reiteró el rechazo del gobierno del presidente Hugo Chávez a la designación de Larry Palmer como embajador de Estados Unidos en Caracas.

Lea además: Los súper poderes de Chávez

Según declaró Maduro en Caracas, tras una reunión que sostuvo con el canciller de Perú, José Antonio García Belaúnde, el nominado del gobierno de Estados Unidos, el embajador Larry Palmer “incurrió en graves violaciones al derecho internacional, con lo cual él mismo se inhabilitó para poder venir a representar a su país ante nuestro gobierno".

La nominación de Palmer aún no ha sido confirmada por el senado de Estados Unidos, por lo cual aún no tiene una designación oficial como representante diplomático de la Casa Blanca en Caracas. Sin embargo Maduro insistió en señalar el rechazó de Venezuela y dijo que su país aspira a "tener relaciones de respeto y de igualdad con todos los gobiernos del mundo, y en este caso particular con el gobierno de Estados Unidos".

Maduro también expresó su convicción de que Caracas y Washington puedan "encontrar una salida", aunque reclamó esperar “para ver como evoluciona esta situación".

El pasado lunes Venezuela entregó una nota de protesta a la encargada de Negocios estadounidense en Caracas, Darnal Steuart, por la decisión de la Casa Blanca de mantener la postulación de Palmer como embajador.

Según sostiene Venezuela, Palmer incurrió en una violación a la Convención de Viena que impide a un embajador hacer juicios injerencistas en la nación receptora. El gobierno de Chávez se refiere a las respuestas de Palmer a un cuestionario presentado por el Senado de Estados Unidos durante las audiencias, donde sostuvo que las Fuerzas Armadas venezolanas tenían la moral baja y que debido a las “precarias instituciones democráticas de Venezuela” era necesario apoyar a líderes cívicos, activistas y periodistas para que trabajasen “un cambio positivo en Venezuela”.

Chávez rechazó la nominación de Palmer y el 20 de diciembre de 2010 el gobierno de Venezuela retiró la posición de Palmer como representante diplomático.

XS
SM
MD
LG