Enlaces para accesibilidad

Venezuela: lo que no todos tienen

  • Jóvenes corresponsales

La libertad de prensa es un tesoro que no todos pueden tener en Venezuela, donde decir la verdad tiene un precio.

La libertad de prensa en América Latina está en un peligro no tan lejano.

Actualmente la libertad de prensa es una utopía para algunos países ya que entre narcotraficantes y gobiernos que censuran la actividad del periodismo, cada día se hace más difícil ejercer dicha actividad.

En una entrevista publicada en el diario El País, de España, Gonzalo Marroquín, presidente saliente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) aseguró que “en lo que va del año (2011), el narcotráfico y diversos actos de violencia han asesinado a 21 periodistas”.

Los gobiernos más censurados fueron los de Ecuador, Venezuela, Argentina y Bolivia.

Particularmente en Venezuela en el año 2007 se cerró el canal Radio Caracas Televisión y 34 radios más, además de la multa impuesta al canal Globo Visión, una sanción que el canal asegura es imposible de pagar.

Venezuela es un país donde ejercer el periodismo no resulta sencillo porque los medios de comunicación apuntan a una ideología determinada que es la dominante e impuesta desde el gobierno.

La libertad de expresión se ve condicionada en su ejercicio tanto en los canales, radios y diarios que se retraen en su accionar por temor a represalias del gobierno.

Lo más interesante de esta situación es que el mismo pueblo es quien elige al presidente ¿Será que a los seres humanos le gustará escuchar lo que quieren y no la verdad?

Los venezolanos y su gobierno deberían recordar esta frase del escritor y abogado Andrew Vachss: “ El periodismo es lo que mantiene la democracia. Es la fuerza para el cambio social progresivo.”

Esa frase deja muy claro que la libertad de prensa es más importante de lo que se piensa y es hora de que América Latina pueda aprender, de una vez y por todas.

De mucha admiración es el esfuerzo de los periodistas que trabajaron en RCTV y a las 34 radios que a pesar de saber que podrían ver afectados sus puestos de trabajo, llevaron la realidad al pueblo. Esto constituye un ejemplo para el resto de la región.

Para concluir cito una frase de Rodolfo Walsh “El periodismo es libre o es una farsa”.

Álvaro Rodríguez tiene 17 años de edad y es uno de los Jóvenes Corresponsales de Estados Unidos. Estudia bachillerato de administración y esta en 5º ano de liceo en la UTU. Actualmente vive en la ciudad de Florida.

XS
SM
MD
LG