Enlaces para accesibilidad

Senado: Venezuela no es una democracia


El senador Marco Rubio quiso definir si Venezuela puede ser considerada democracia o no.

El senador Marco Rubio quiso definir si Venezuela puede ser considerada democracia o no.

Senador Marco Rubio alerta que los derechos humanos y la crisis económica en Venezuela están empeorando.

El senador Marco Rubio intentó recordar este martes a Estados Unidos que “no todos los problemas serios están en el Medio Oriente” y que el Hemisferio Occidental tiene en Venezuela una situación preocupante.

Rubio presidió la audiencia "Profundización de la Crisis Política y Económica en Venezuela y sus implicaciones en los intereses de Estados Unidos y el Hemisferio Occidental" de la subcomisión de Relaciones Exteriores para el Hemisferio Occidental del Senado.

Durante la sesión testificaron representantes del Departamento de Estado, del Tesoro y consultores y expertos de la situación en esa nación sudamericana.

El subsecretario de Estado adjunto para Sudamérica y Cuba, Alex Lee, dijo que, al contrario como lo ha señalado el presidente venezolano Nicolás Maduro, EE.UU. no busca desestabilizar al país sudamericano.

"Quiero ser claro: no es nuestra política o nuestra intención la de promover la inestabilidad en Venezuela o avalar soluciones a los problemas políticos de Venezuela que son acordes con su propio sistema legal”, dijo Lee.

"EE.UU. no busca la caída del gobierno venezolano ni trata de sabotear la economía venezolana. Continuamos siendo el mayor socio comercial de Venezuela", agregó.

De todas formas, Rubio cuestionó insistentemente el tratamiento que da el Departamento de Estado al régimen de Nicolás Maduro.

En un momento dijo que “es increíble” que no pueda reconocer la forma en que Cuba está envuelta en la situación de Venezuela.

“Es absurdo y espero que reconsideren la forma en la que están enfocando la situación en Venezuela y el involucramiento de Cuba”, dijo.

Una de las preguntas de Rubio a Lee fue si Venezuela puede considerarse aún una democracia, pero el funcionario respondió que “la situación es muy complicada”, que Venezuela está “encaminada a un proceso electoral” y que se ha pedido que estas elecciones “se desarrollen con amplitud para todos los sectores”.

“Los problemas de Venezuela no se resuelven criminalizando a los opositores", dijo Lee. "Creemos que el gobierno de Nicolás Maduro debe enfocarse en las soluciones y éstas pasan por el respeto a los derechos humanos, la libertad de asociación y de expresión y la libertad a los presos políticos”.

Uno de los invitados, Santiago Cantón, director ejecutivo de Socios para los Derechos Humanos del Centro John F. Kennedy, dijo que si bien Maduro fue elegido por el voto popular, “otros componentes de la democracia no están presentes en Venezuela”.

“Maduro no gobierna democráticamente”, subrayó el experto.

El senador demócrata Bob Menéndez, miembro de la subcomisión, señaló que la situación en Venezuela ha empeorado en los últimos meses y dijo que ni Estados Unidos ni la comunidad internacional pueden tolerar la crisis “vinculada a situaciones muy complicadas como narcotráfico y lavado de dinero”.

Lee aseguró a los senadores que el tema de la mediación internacional, y sobre todo el trabajo con los países de la región para presionar a Maduro, “serán una prioridad para el presidente Obama cuando asista a la Cumbre de las Américas”.

Además de Lee y Cantón, testificaron el director en funciones de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Departamento del Tesoro, John Smith; Christopher Sabatini, profesor de la Escuela de Asuntos Públicos e Internacionales en Columbia University, New York; y Douglas Farah, Presidente de IBI Consultants.

La audiencia fue la primera desde la imposición de sanciones de Estados Unidos a Venezuela.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG