Enlaces para accesibilidad

Siguen protestas y represión en Venezuela

  • Voz de América - Redacción

Manifestantes usan hondillas para repeler una embestida de la guardia nacional en San Cristóbal, Venezuela, a unos 660 kilómetros de Caracas.

Manifestantes usan hondillas para repeler una embestida de la guardia nacional en San Cristóbal, Venezuela, a unos 660 kilómetros de Caracas.

La Guardia Nacional Bolivariana utilizó gases lacrimógenos para disperasar a los estudiantes que ahora han convocado a otra nueva marcha para el domingo.

La Guardia Nacional Bolivariana dispersó en repetidas ocasiones a estudiantes opositores que intentaron bloquear una autopista y otras calles en diferentes barrios de la ciudad.

Las autoridades utilizaron gases lacrimógenos y chorros de agua, mientras los estudiantes respondieron con el lanzamiento de botellas y piedras.

Según la agencia The Associated Press, el alcalde del municipio capitalino de Baruta, Gerardo Blyde, en cuyas inmediaciones se registró el mayor de los incidentes, declaró a la prensa que los estudiantes caminaban rumbo a la autopista cuando fueron repelidos.

Los estudiantes se reagruparon luego en una zona cercana de la cual también fueron desalojados con gases lacrimógenos. En los incidentes se reportaron unas 15 peronas atendidas por socorristas con heridas leves y afectadas por los gases.

Similares bloqueos fueron establecidos en la industrial ciudad de Valencia, capital del estado de Carabobo y en otros municipios de ese estado.

Universitarios y opositores, esencialmente de clase media, han protagonizado desde comienzos de mes protestas callejeras contra la galopante inflación, con una tasa anual de más de 56%; la creciente criminalidad y el desabastecimiento de productos básicos.

Sobre la escasez, ahora las culpas también van contra los estudiantes. "Estoy harta, tengo la nevera vacía y ni siquiera hoy puedo ir al automercado porque está esta guarimba (barricada)", dijo a The Associated Press Alma Castillo, un ama de casa de 33 años.

Maduro sostiene que las protestas son parte de un plan de la oposición para promover un golpe de Estado.

Por su parte el líder estudiantil, Juan Requesens, se quejó del gobierno que dijo habla de paz y luego lanzan bombas lacrimógenas a los estudiantes que protestan pacíficamente.

Requesens ha convocado a una nueva manifestación para el domingo, en la que prometen “colapsar” a Caracas.
XS
SM
MD
LG