Enlaces para accesibilidad

Gobierno y oposición acuerdan comenzar el diálogo

  • Voz de América - Redacción

Un joven herido es ayudado por sus compañeros luego de enfrentarse con la policía en San Cristóbal, Venezuela, durante una protesta antigubernamental.

Un joven herido es ayudado por sus compañeros luego de enfrentarse con la policía en San Cristóbal, Venezuela, durante una protesta antigubernamental.

El gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, se pronunció sobre la reunión que se pautó para el próximo 30 de octubre entre la Unidad Democrática y el Gobierno Nacional.

Opositores y oficialistas anunciaron el lunes haber comenzado a dialogar para tratar de resolver la más reciente crisis constitucional en Venezuela, pero el líder opositor Henrique Capriles se resiste a creerlo y advierte que la protesta no se detendrá.

Representantes de la Comisión Presidencial por el Diálogo y de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), con la mediación de monseñor Emil Paul Tscherrig, nuncio apostólico en Argentina, acordaron hacer una “primera reunión plenaria” el 30 de octubre.

De acuerdo al periódico El Nacional, en la “fase de aproximación”, el gobierno ha demandado que se reconozca a Maduro como presidente y ha pedido apoyo internacional ante la crisis económica; mientras que la MUD solicitó la restauración de la democracia, atender la crisis humanitaria, la libertad de los presos políticos y respetar “las vías democráticas”, revelaron fuentes.

Capriles dijo estar dispuesto a atender un llamado del papa Francisco al diálogo, pero también recomendó cautela al Vaticano.

"Yo le digo ojo, ojo, nosotros estamos lidiando contra el diablo, sépalo el papa Francisco, la lucha que estamos dando nosotros los venezolanos es en contra de unos diablos", advirtió Capriles.

El ex candidato presidencial también puso en duda que el diálogo haya comenzado.

"Vemos hoy que se dice por la tarde que se habla de un diálogo ¿cuál diálogo? En Venezuela no se ha iniciado ningún diálogo, hoy más que nunca yo los convoco el miércoles para que se movilicen en todos los rincones de nuestro país", agregó.

"Estos diablos que pretenden utilizar la buena fe del papa Francisco la buena fe del nuncio de Argentina para ellos tratar de —¿usted sabe, no?— aquí no ha pasado nada", dijo.

Capriles insistió en que el norte de la Unidad es retomar el hilo constitucional y destacó que seguirá protestando en las calles hasta que se respeten las garantías constitucionales.

Mientras tanto la Unasur, dio a conocer algunos temas que podrían formar parte de la agenda de diálogo, entre los cuales se incluye la comisión de la verdad, funcionamiento de los poderes, medidas anticrisis, “comisión de garantías” y agenda electoral.

En el comunicado leído por Tscherrig quedó claro que el Vaticano, los ex presidentes Leonel Fernández, José Luis Rodríguez Zapatero y Martín Torrijos, y el director de Asuntos Políticos de Unasur, Mauricio Dorfler, actuarán como “acompañantes”.

Las partes acordaron “trabajar en conjunto para garantizar la seguridad y el desarrollo pacífico y democrático” de las marchas pautadas para esta semana por el PSUV y la Toma de Venezuela, convocada por la MUD para mañana.

“Hoy se ha iniciado el diálogo nacional”, dice el texto acordado por las partes.

“El objetivo del diálogo es la búsqueda de acuerdos, la creación de un clima de confianza, la superación de la discordia y la promoción de mecanismos que garanticen la convivencia pacífica”, leyó monseñor Tscherrig.

El corresponsal de la Voz de América, Álvaro Algarra, colaboró en este reporte desde Caracas.

XS
SM
MD
LG