Enlaces para accesibilidad

Venezuela: condenan a Gómez Parra


La policia del estado Barinas fue criticada en reiteradas oportunidades por la violencia aplicada contra los manifestantes.

La policia del estado Barinas fue criticada en reiteradas oportunidades por la violencia aplicada contra los manifestantes.

La “Operación Libertad” reclamaba por el derecho constitucional al debido proceso y en defensa de los derechos humanos de los presos políticos.

Tras un mes de activismo de la denominada “Operación Libertad” que lideraron activistas estudiantiles, finalmente la justicia venezolana se expidió el martes 10 de mayo de 2011 por la noche, anunciando la condena del General Delfín Gómez Parra a 7 años y 7 meses de prisión.

La movilización de los estudiantes reclamaba por el derecho constitucional al debido proceso y en defensa de los derechos humanos de los presos políticos.

En medio de los reclamos se produjeron protestas frente a la sede judicial, que en algún caso se saldaron con casos de violencia policial, en particular contra el líder estudiantil Lorent Saleh, quien fue golpeado y encarcelado, así como contra representantes del movimiento estudiantil Juventud Activa Venezuela Unidad (JAVU).

También las esposas de varios de los llamados prisioneros políticos, incluyendo la esposa de Gómez Parra han reclamado a nivel internacional, e incluso viajaron a Washington para denunciar la situación.

Finalmente, la justicia venezolana se pronunció, resolviendo un caso se inició a mediado a mediados de 2004, tras las denuncias que Gómez Parrra realizara sobre presuntas irregularidades administrativas detectadas en la ejecución del proyecto del Central Azucarero de Sabaneta

Una larga audiencia de 10 horas de audiencia concluyó con un proceso que se extendió por cinco años -destaca la prensa venezolana-, con el anuncio de la jueza Ángela Sosa Ruiz, con la condena del General Delfín Gómez Parra a 7 años y 7 meses de prisión, por delitos de peculado doloso en grado de continuidad, malversación genérica y obtención ilegal de utilidades.

Delfín Parra, quien es considerado como un preso político, separó su caso de los restantes acusados y reclamó por su inocencia. Tras el juicio dijo que "no existe ni existirá ninguna prueba para demostrar que he cometido esas irregularidades e ilícitos".

Gómez Parra hizo el mismo comentario cada vez que el tribunal negaba las medidas cautelares solicitadas por su defensa para que fuera juzgado en libertad, tal como lo establece el artículo 244 del Código Orgánico Procesal Penal, que señala que transcurrido dos años privado de libertad, debería gozar del referido beneficio, para el cual se ha puesto una alta afianza.

Incluso, el abogado Romero Alemán, que defiende al militar, dijo que apelarán la decisión y procurarán obtener el beneficio de haber cumplido más de la mitad de la condena para pedir su libertad.

Continúan reclamo

Los jóvenes de la "Operación Libertad" regresaron al Circuito Judicial Penal de Barinas durante las casi 10 horas de audiencia que duró la decisión.

En la oportunidad presentaron un listado de 400 personas que se encuentran en situaciones similares a la del general, con muchos años en la cárcel sin conocer la sentencia.

Sin embargo, los estudiantes fueron confrontados por un escuadrón de 60 mujeres policías destaca la prensa venezolana, y manifestantes del Partido Socialista del presidente Hugo Chávez, contrarios a la Operación Libertad.

Tras un mes de activismo de la denominada “Operación Libertad” que lideraron activistas estudiantiles, finalmente la justicia venezolana se expidió el martes 10 de mayo de 2011 por la noche, anunciando la condena del General Delfín Gómez Parra a 7 años y 7 meses de prisión.

La movilización de los estudiantes reclamaba por el derecho constitucional al debido proceso y en defensa de los derechos humanos de los presos políticos. En medio de los reclamos se produjeron protestas frente a la sede judicial, que en algún caso se saldaron con casos de violencia policial, en particular contra el líder estudiantil Lorent Saleh, quien fue golpeado y encarcelado, así como contra representantes del movimiento estudiantil Juventud Activa Venezuela Unidad (JAVU).

Finalmente, la justicia venezolana se pronunció, resolviendo un caso se inició a mediado a mediados de 2004, tras las denuncias que Gómez Parrra realizara sobre presuntas irregularidades administrativas detectadas en la ejecución del proyecto del Central Azucarero de Sabaneta

Una larga audiencia de 10 horas de audiencia concluyó con un proceso que se extendió por cinco años -destaca la prensa venezolana-, con el anuncio de la jueza Ángela Sosa Ruiz, con la condena del General Delfín Gómez Parra a 7 años y 7 meses de prisión, por delitos de peculado doloso en grado de continuidad, malversación genérica y obtención ilegal de utilidades.

Delfín Parra, quien es considerado como un preso político, separó su caso de los restantes acusados y reclamó por su inocencia. Tras el juicio dijo que "no existe ni existirá ninguna prueba para demostrar que he cometido esas irregularidades e ilícitos".

Gómez Parra hizo el mismo comentario cada vez que el tribunal negaba las medidas cautelares solicitadas por su defensa para que fuera juzgado en libertad, tal como lo establece el artículo 244 del Código Orgánico Procesal Penal, que señala que transcurrido dos años privado de libertad, debería gozar del referido beneficio.

Incluso, el abogado Romero Alemán, que defiende al militar, dijo que apelarán la decisión y procurarán obtener el beneficio de haber cumplido más de la mitad de la condena para pedir su libertad.
XS
SM
MD
LG