Enlaces para accesibilidad

Crisis hospitalaria se agrava en Venezuela


La situación de muchos de los pacientes es deplorable y las autoridades siguen pidiendo que el pueblo sea optimista.

La situación de muchos de los pacientes es deplorable y las autoridades siguen pidiendo que el pueblo sea optimista.

La escasez es extrema. En algunos centros médicos no hay insumos básicos como guantes, jeringas o alcohol.

La crisis hospitalaria de Venezuela se agrava ante la escasez crónica de antibióticos, soluciones intravenosas, incluso alimentos para atender a los pacientes, sin embargo el gobierno de Nicolás Maduro asegura que hace todo lo posible para atender a todos los centros de salud del país.

Las salas de los hospitales se han convertido en lugares donde han convergido sucesos que desgarran a Venezuela.

Insumos tan básicos como guantes, jabón, inyectadoras o incluso alcohol han desaparecido de algunos centros de salud.

El director del sindicato de un conocido hospital de la capital venezolana visitado por la Voz de América, Pablo Zambrano aseguró que la crisis es insostenible

“Dicen que los hospitales están bien y eso es falso, ¿cómo lo demostramos? Nosotros invitamos a todos los órganos del estado para que hagan un recorrido y se constate la situación”, señala Zambrano.

No obstante, el dirigente oficialista José Luis Solís, aunque reconoció las severas deficiencias, asegura que los organismos del estado hacen lo posible para mantener el sistema de salud en todo el territorio.

“Poco a poco se van solucionando los problemas. De la noche a la mañana un hombre no puede solucionar un problema, ni que fuera mago, hay que ser positivo, el que es optimista logra todo”, expresó el dirigente oficialista.

Por su parte el defensor del pueblo Tareck William Saab aseguró que se compromete formalemente a resolver el abastecimiento y la dotación de insumos para los pacientes.

“Yo quiero destacar la labor de la defensoría en esta materia, nosotros somos un órgano de protección de lo derechos humanos, en este caso, el derecho a la salud, pero mediamos con los órganos competentes que tienen la autoridad extrema directa para resolver estos asuntos”, afirmó el defensor del pueblo.

Del mismo modo, diversos pacientes manifestaron las dificultades que tienen que sortear para acceder a la salud pública en el país.

“Tengo 96 años y nunca había visto algo similar. Al gobierno nacional tengo que decirle que ponga más de su parte porque resulta que estamos pasando una situación difícil”, argumentó Ana García Piñango, una paciente consultada por la Voz de América.

“Tengo como tres horas aquí para hacerme una placa porque tengo un dolor en un pie y estoy aquí esperando, si no me voy a tener que ir”, agregó Ymaira Rojas, otra paciente.

XS
SM
MD
LG