Enlaces para accesibilidad

"La situación en Venezuela es preocupante"

  • Gesell Tobías - Washington, DC

Imparcialidad, impunidad, atropellos y persecución en Venezuela fueron denunciados a la CIDH por un grupo de representantes de organizaciones civiles en Washington.

Imparcialidad, impunidad, atropellos y persecución en Venezuela fueron denunciados a la CIDH por un grupo de representantes de organizaciones civiles en Washington.

Un grupo de representantes civiles denunciaron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA falta de libertades, de independencia judicial y la opresión que viven los venezolanos en su país.

Imparcialidad, impunidad, atropellos y persecución en Venezuela fueron denunciados a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por un grupo de representantes de organizaciones civiles en Washington.

En su período 153 de sesiones, la CIDH escuchó exposiciones sobre la situación de derechos humanos en Venezuela.

“La situación en Venezuela es preocupante”, dijo la directora de la ONG Comité de Familiares de las Víctimas (COFAVIC), Liliana Ortega, al tiempo que demandó mas atención del organismo.

Ortega también denunció la actual situación social que ha convertido a la nación sudamericana “en el segundo país con el más alto nivel de homicidios en toda América, después de Honduras”.

El abogado venezolano José Gregorio, denunció por lo menos 208 casos de atropellos a defensores de DD.HH., y resaltó que el Estado venezolano “no sigue las recomendaciones de la CIDH”.

Además, se alertó que funcionarios del gobierno venezolano siguen haciendo señalamientos a defensores de DD.HH., y a través de legislaciones como la sentencia 796 de un tribunal nacional, limitan las garantías de trabajo de ellos.

“Hay amenaza permanente al trabajo de los defensores de DD.HH. a través de las mismas legislaciones del gobierno”, dijo José Gregorio Guarenas, abogado de la Vicaría de Derechos Humanos de la Arquidiócesis de Caracas.

Las ONGs pidieron a la CIDH que se mantenga a Venezuela en el capítulo cuatro o “lista negra” de países que violan los derechos humanos en la región y que se elabore un informe sobre la situación.

La representación del gobierno de Venezuela, encabezada por German Saltrón, director de la Agencia del Estado para los DD.HH., respondió a las denuncias y basó su defensa cuestionando la supuesta “parcialidad” de la CIDH.

Para el gobierno, las denuncias de las ONGs carecen de fundamentos porque, a juicio del Estado venezolano, “dichas organizaciones son financiadas por Estados Unidos”.

“No es honesto que los organismos de derechos humanos como la CIDH que, antes del gobierno (del fallecido Hugo) Chávez, permanecían callados ante violaciones de derechos humanos en Venezuela, ahora tripliquen sus medidas y sean más activos”, dijo Saltrón.

El defensor del gobierno venezolano insistió tajantemente que en su país “no se cierran medios de comunicación ni hay censura” y agregó que la “constitución venezolana es la más avanzada del mundo en la defensa de los derechos humanos”.

No obstante, no hicieron mención a la reciente expulsión de canales de televisión de Venezuela como NTN24, CNN en Español, la fustigación a medios locales como Tal Cual y a la falta de papel periódico que ha obligado a distintos medios impresos a parar sus labores.

XS
SM
MD
LG