Enlaces para accesibilidad

Segunda noche de "cacerolazos" en Caracas

  • Voz de América - Redacción

Estudiantes se protegen de los gases lacrimógenos lanzados por la Guardia Nacional al finalizar las protestas del domingo, en Caracas .

Estudiantes se protegen de los gases lacrimógenos lanzados por la Guardia Nacional al finalizar las protestas del domingo, en Caracas .

A las marchas de estudiantes y opositores desde cuatro puntos de la capital le siguió el llamado "cacerolazo nacional" contra el gobierno de Maduro.

En la culminación de una intensa jornada de protestas, por segunda noche consecutiva el centro de Caracas fue testigo el domingo de un estruendoso cacerolazo, convocado a través de las redes sociales.

Desde azoteas de edificios y desde interior de sus apartamentos, vecinos del centro de la capital participaron en el denominado "cacerolazo nacional" contra el gobierno de Maduro.

Horas antes, el dirigente estudiantil venezolano Juan Requesens, refiriéndose a la multitudinaria manifestación antigubernamental del domingo por la mañana, aseguró que ésta es una muestra clara de que el presidente Nicolás Maduro ha perdido las calles.


"Maduro: usted hoy perdió las calles de Venezuela porque hoy las calles son del pueblo", expresó Requesens, presidente de la Federación de Centros Universitarios UCV.

Dirigiéndose a los estudiantes el líder estudiantil aseguró que su lucha no es de opositores contra chavistas, sino "la lucha del pueblo contra el gobierno ineficiente".

Los estudiantes y la oposición venezolana marcharon desde cuatro puntos de la capital en los que cada uno de ellos representaba una demanda que exigen cumplir — contra la escasez, la censura, la inseguridad, y la impunidad.

Las movilizaciones se juntaron en la plaza Brión de Chacaíto en lo que se ha llamado la gran protesta “Caracas se moviliza”.

En la protesta se exigió la liberación de Leopoldo López y la de todos los estudiantes detenidos, la investigación de las 17 muertes que se han reportado desde el inicio de las protestas hace 18 días y el cese de la represión militar.

Por la noche la Guardia Nacional dispersó con gases lacrimógenos a algunos manifestante de las protestas que durante las últimas cuatro semanas han dejado 18 muertos y más de 260 heridos.

"Seguimos en la calle, no nos van amedrentar con la amenaza de reprimir y meter presos a los estudiantes, a los que legítimamente protestamos", dijo a la prensa el dirigente estudiantil Juan Requesens.

Al tiempo que las protestas se realizaban al oriente de Caracas, la capital venezolana estaba aletargada por un largo feriado de siete días, que incluye tres jornadas del carnaval y dos días de descanso decretados por el gobierno para conmemorar el aniversario 25 del movimiento popular conocido como "el caracazo" y en espera del primer aniversario de la muerte de Chávez, el 5 de marzo.

"La felicidad vencerá a los amargados", dijo el domingo el presidente Maduro al acudir a un centro de recreación en una urbanización popular en el sur de Caracas. "Ha vencido el pueblo de Venezuela porque ha vencido la felicidad y la paz".


Maduro sostiene que las protestas forman parte de un plan de la oposición para promover un golpe de Estado.

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG