Enlaces para accesibilidad

Venezuela: auto chino bonito y barato

  • Voz de América - Redacción

Esta es la segunda vez que Chávez recurre a un aliado político y comercial para intentar producir autos, tras un poco efectivo intento con Irán.

La fabricación en Venezuela de autos a precios accesibles y fabricados en el país, en asociación con la ensambladora de la firma China, Chery Automobile, fue anunciado por el presidente Hugo Chávez, como un nuevo paso de lo que llama “revolución socialista”.

La asociación con China es otro paso de Chávez en su creciente relación con la segunda economía del mundo, con la que ya ha comprometido importantes ventas de petróleo a futuro.

A pesar de sus constantes críticas al capitalismo, el presidente Chávez pretende a través de la fabricación de automóviles en la ensambladora china en Venezuela, promover el consumo interno.

Esta es la segunda vez que Chávez recurre a un aliado político y comercial para intentar producir autos. Anteriormente, una iniciativa con Irán, en la empresa Venirauto, ha sido criticada y lejos de dar resultados ha generado cuestionables negociados.

Esta vez, los autos, según la propia definición de Chávez serán “vehículos muy buenos, bonitos y baratos. Esto es posible sólo en socialismo", agregó, tras indicar que en las ensambladoras se promocionarán los valores socialistas.

El anuncio de Chávez es interpretado como otra maniobra previa a las elecciones para tratar de consolidar su candidatura a una segunda reelección, por un nuevo período de seis años, después de anunciar planes de viviendas con metas poco factibles de alcanzar para paliar el fuerte déficit de habitaciones generado en sus doce años de gobierno.

De acuerdo con el proyecto anunciado en asociación con la china Chery Automobile, la intención es producir dos tipos de modelos compactos en Venezuela, para ingresar a competir en el mercado local con precios bajos.

"Entonces vendemos a la mitad, la mitad, comparado con el precio del mercado capitalista", dijo el ministro de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, Ricardo Menéndez, a la televisora oficial al referirse a la iniciativa.

El más pequeño de los dos modelos, será un hatchback de dos o cuatro puertas y saldrá a un precio de $20.000 dólares según la conversión del precio en bolívares. El estilo sedán costará unos 28.000 dólares, y la producción de los vehículos a los que Chávez bautizó Orinoco y Arauca, comenzaría antes del final del año.

Sin embargo, un informe de la agencia Reuters señala que las críticas del presidente Chávez y su gobierno al precio de los vehículos, pasa por una omisión. "Lo que no dice Chávez es que una de la razones principales por la cual los autos son muy caros aquí, es por los impuestos", dijo a la agencia de noticias, Raúl Álvarez, director de la revista de la industria automotriz local La Guía del Motor.

La demanda por autos es alta en Venezuela, impulsada por la gasolina más barata del mundo, al punto que cuesta $0,02 dólares por litros después de los subsidios gubernamentales. Marcas como Ford, Toyota, Chrysler y General Motors, manufacturan sus partes en el exterior y ensamblan los vehículos en Venezuela.

XS
SM
MD
LG