Enlaces para accesibilidad

Venezuela agobiada por apagones


El vicepresidente de Venezuela, Rafael Ramírez Carreño, el sábado 11 de junio de 2011, hablando sobre planes de cooperación en Cuba con su par cubano, Ricardo Cabrisas, mientras en Venezuela faltaba la electricidad.

El vicepresidente de Venezuela, Rafael Ramírez Carreño, el sábado 11 de junio de 2011, hablando sobre planes de cooperación en Cuba con su par cubano, Ricardo Cabrisas, mientras en Venezuela faltaba la electricidad.

La crisis de abastecimiento eléctrico que Venezuela sufrió en 2010, vuelve a amenazar a los venezolanos.

Un apagón de más de 12 horas en el estado Zulia, en Venezuela, generó inmensas pérdidas, infinidad de problemas y volvió a dejar al desnudo un sistema eléctrico pobre, al que el gobernador del estado, Pablo Pérez definió al canal de televisión venezolano Globovisión como “chatarra”.

La respuesta del gobierno del presidente Chávez a la persistente situación de emergencia del sistema eléctrico nacional interconectado de Venezuela, fue instalar generadores.

Sin embargo, el propio ministro de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez Araque, reconoció que resolver la situación "tomará bastante tiempo" y consideró que convocar a manifestaciones de protesta no ayuda a resolver el problema, sino que lo empeora, según destaca diario El Nacional de Caracas.

Pero incluso, después que concluya la instalación, "la restitución” del servicio, según confirmó el ministro, “será progresiva” y sin un plazo exacto.

Sin embargo, el gobernador Pérez insistió en que la falta de planes, falta de inversión y la ausencia de mano de obra calificada, son los factores que han erosionado el sistema eléctrico.

Más aún, afirmó el gobernador de Zulia, “el problema eléctrico que vive el país, se debe a la politización del sistema”.

En 2007, el presidente Chávez ordenó nacionalizar el sistema eléctrico, dentro de sus planes de instaurar el socialismo. La situación lejos de mejorar, empeoró, señalan los críticos.

Entre apagones y alumbrones

El apagón comenzó el viernes 10 de junio de 2011 por la noche, y más de 24 horas después, tanto algunas regiones de Zulia, como de otros estados, seguían afectados por la crisis de abastecimiento de electricidad.

En Zulia, algunas zonas reportaban falta de fluido eléctrico por más de 48 horas.

Los hospitales sufrían la falta de electricidad y en particular el hospital Chiquinquirá, en Zulia, enfrentaba pérdidas millonarias. El hospital Central en tanto operaba a través de plantas eléctricas, informó Globovisión.

Las autoridades del estado de Zulia intentaron responder a la emergencia, pero las fluctuaciones del sistema eléctrico nacional llevaron que se quemara también la unidad de aire acondicionado central del hospital Chiquinquirá que incluso abastece las unidades de emergencia.

La crisis eléctrica en Venezuela por la falta de inversiones infraestructura es tal, que en la cultura ciudadana ya no se habla de apagones, sino como ocurre en Valencia, se habla de “alumbrones”, destaca la agencia Reuters, porque es más el tiempo que pasan sin energía eléctrica que con servicio.

Faltan casas, falta energía eléctrica, la economía camina a los tumbos, pero sobran las promesas, sobre todo antes de las elecciones, acusa la oposición de Chávez, descontenta incluso con la aprobación de la controvertida ley de endeudamiento, que duplica la deuda pública del año 2011, a poco más de un año de las elecciones de 2012.

La crisis de abastecimiento eléctrico que Venezuela sufrió en 2010, vuelve a amenazar a los venezolanos y la posibilidad de que el país se vea afectado por un apagón generalizado se convierte en la gran preocupación de oficialismo en defensa de los planes de reelección del presidente Chávez.

XS
SM
MD
LG