Enlaces para accesibilidad

Venezolanos hacen cola por necesidad


La lluvia no impide a los caraqueños hacer cola para comprar jabón y pañales.

La lluvia no impide a los caraqueños hacer cola para comprar jabón y pañales.

Las personas hacen colas de hasta cuatro horas bajo la lluvia para comprar los alimentos y productos como pañales y jabón en grandes supermercados.

Ni siquiera la lluvia impide a los caraqueños hacer cola frente a la entrada de uno de los grandes supermercados en el este de Caracas, donde buscan comprar jabón, pañales o leche.

Dubraska Fernández, ama de casa de 39 años y madre de una bebé de tres años, tuvo que estar en la cola tres horas, desde las siete de la mañana, para comprar pañales.

“Vengo desde El Paraíso [al oeste de Caracas], y mientras esperaba que me dieran el número para poder entrar, me puse de acuerdo con dos personas más para hacer las colas para los pañales, el jabón y el papel sanitario, porque son diferentes”, dijo a la Voz de América.

Pero a otros ni siquiera les permiten comprar.

María Álvarez, trabajadora doméstica de 40 años, no pudo comprar en la red de comercialización del estado porque el sistema de días de compra sólo da acceso a productos dependiendo del número de documento de identidad. Si no es su día, no puede acceder a productos.

“No pude comprar porque no me tocaba el número de la cédula que implementaron a partir de hoy, y si hay jabón no me lo venden porque ya compré la semana pasada. Tengo cuatro hijas que atender, y me toca dejar de trabajar dos días a la semana para venir a hacer cola”, explicó Álvarez.

Naomi Malavé, empleada doméstica de 45 años, perdió más de cuatro horas haciendo la fila, y retó a la ministra de Interior y Justicia, Carmen Meléndez, quien recientemente dijo que los venezolanos hacen cola "por gusto" frente a los establecimientos.

“¡Qué venga aquí la ministra para que vea cuál es el gusto que yo me doy, perdiendo el día aquí y mojándome con este palo de agua, porque está lloviendo, y el que se sale de la fila pierde su puesto!”, reclamó.

La iglesia venezolana pidió al gobierno del presidente Nicolás Maduro respuesta ante la escasez.

El cardenal de Venezuela, monseñor Jorge Urosa, llamó a la población a mantener la calma y a evitar la violencia a causa del desabastecimiento.

“Hay que tener calma, compartimos la preocupación y la angustia, pero es importante que no haya ningún tipo de violencia por el desabastecimiento”, pidió Urosa al finalizar la misa por la Jornada Mundial por la Paz, celebrada este domingo.

XS
SM
MD
LG