Enlaces para accesibilidad

Renuncia cardenal cubano Jaime Ortega

  • Voz de América - Redacción

El cardenal Ortega, que asumió el arzobispado de la capital cubana en 1981, recibió tres visitas papales a Cuba y supervisó el descongelamiento de relaciones entre EE.UU. y el gobierno de La Habana.

El cardenal Ortega, que asumió el arzobispado de la capital cubana en 1981, recibió tres visitas papales a Cuba y supervisó el descongelamiento de relaciones entre EE.UU. y el gobierno de La Habana.

Ortega será reemplazado por el arzobispo de Camaguey, Juan de la Caridad García Rodríguez.

El arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega, quien supervisó el descongelamiento de relaciones entre el gobierno comunista de Cuba y Estados Unidos ha renunciado a su cargo, informó la Santa Sede.

Ortega será reemplazado por el arzobispo de Camaguey, Juan de la Caridad García Rodríguez.

Ortega, que asumió el arzobispado de la capital cubana en 1981 y recibió tres visitas papales a Cuba, fue quien entregó una carta del Vaticano al presidente Barack Obama durante los 18 meses de negociaciones secretas que llevaron a la apertura de relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana.

Bajo su liderazgo, la Iglesia Católica de Roma se ha establecido calladamente como prácticamente la única institución independiente con una amplia influencia en la Isla. Extendiéndose en áreas antes dominadas solo por estado, la Iglesia proporciona alimentos, educación, entrenamiento empresarial y librerías incluso con libros extranjeros a miles de cubanos.

La Santa Sede informó que el papa Francisco aceptó la renuncia del cardenal cubano, que fue presentada en 2011 en cumplimiento a una ley de la iglesia que obliga a los arzobispos a renunciar al cumplir los 75 años. Se cree que a Ortega se le pidió permanecer cuatro años más en reconocimiento a la importancia de su labor durante una época crítica para Cuba.

En cuanto a su reemplazo, el arzobispo García, nació en Camaguey, en el este de la isla, es hijo de un trabajador ferroviario y una ama de casa. Asistió al seminario en La Habana y es parte del primer grupo de sacerdotes cubanos que se entrenaron completamente en el país. Fue ordenado en 1972, y nombrado arzobispo de Camaguey en 2002.

En 2006, fue electo presidente de la Conferencia de Obispos Católicos, cargo que posteriormente ocupó Ortega. El Vaticano lo describió como "un hombre que se ha caracterizado por una vida sencilla, por su devoción apostólica y su vida virtuosa y de oración".

Muestre comentarios

XS
SM
MD
LG