Enlaces para accesibilidad

Arzobispo aplaude deshielo EE.UU.-Cuba

  • Voz de América - Redacción

El cardenal arzobispo de La Habana, Jaime Lucas Orteaga y Alamino celebró una misa en Roma en presencia de los embajadores de EE.UU y Cuba.

El cardenal arzobispo de La Habana, Jaime Lucas Orteaga y Alamino celebró una misa en Roma en presencia de los embajadores de EE.UU y Cuba.

El cardenal arzobispo de San Cristóbal de La Habana, Jaime Lucas Ortega y Alamino, aplaudió y confía que con "el mensaje del deshielo" se contagie "al mundo entero".

El cardenal arzobispo de La Habana, Jaime Lucas Orteaga y Alamino, aplaudió durante una misa en Roma el restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, confiando en “el mensaje del deshielo” contagie “al mundo entero”.

Sentados en primera fila de la basílica de San Juan de Letrán en la capital italiana, estuvieron los embajadores de Estados Unidos y Cuba ante la Santa Sede, Kenneth F. Hackett y Rodney Alejando López Clemente, respectivamente.

"El muro de desconfianza que separaba EE.UU. y Cuba parecía indestructible”, afirmó Ortega y Alamino. “La historia se mantenía parada. Pero nada es imposible", agregó.

El prelado atribuyó el acercamiento a "la paciencia, el diálogo y la perseverancia" que dijo han dado como resultado "un tiempo nuevo para Cuba y EE.UU., un tiempo de encuentro y diálogo".

El Vaticano, y concretamente el papa Francisco, jugó un papel fundamental en el proceso de normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos que anunciaron los mandatarios de los dos países el 17 de diciembre pasado.

Tanto el presidente Barack Obama como su homólogo cubano, Raúl Castro, han agradecido el apoyo del pontífice.

La misa festejaba el 47º aniversario de la fundación de la Comunidad de Sant'Egidio, un movimiento laico comprometido con la evangelización y la caridad.

Piden perdón por Guantánamo

Mientras tanto, más de un centenar de activistas de la organización pacifista “Code Pink” (Código rosado) abogaron en La Habana por el fin del embargo económico y el cierre de la prisión de Guantánamo.

Una de las activistas, la coronela retirada Ann Wright, pidió perdón a Cuba por las acciones de Washington.

"Como coronela retirada y exdiplomática quiero pedir disculpas y perdón al pueblo cubano por las acciones norteamericanas que han dado un significado tan doloroso y tan negativo a Guantánamo", dijo Wright en rueda de prensa.

El viaje de los activistas a la isla, bautizado "A Cuba con amor", fue organizado tras el anuncio del restablecimiento de relaciones entre los dos países para mostrar "la importancia que tiene este acercamiento", según dijeron.

XS
SM
MD
LG