Enlaces para accesibilidad

Republicanos y demócratas miden fuerzas por la vacante en la Corte

  • Voz de América - Redacción

El puesto vacante dejado tras la muerte del juez Antonin Scalia sigue provocando fuertes debates entre demócratas y republicanos.

El puesto vacante dejado tras la muerte del juez Antonin Scalia sigue provocando fuertes debates entre demócratas y republicanos.

Una posibilidad es una nominación mientra el Senado está en receso, otra que se presione al Senado para que vote sí o no.

La bancada republicana en el Senado debate como oponerse al presidente Barack Obama si este decidiera nominar a un sustituto del fallecido juez Antonin Scalia antes del lunes, cuando termina el receso de una semana en que se encuentra el Senado.

La maniobra, una remota posibilidad que obviaría al Senado, permitiría que el nominado fungiera como juez de la Corte Suprema hasta que tome posesión el nuevo Congreso en enero de 2017.

La posibilidad es planteada este jueves en un artículo del Washington Post.

Varios senadores republicanos, incluyendo el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, han dicho que el Senado no debería someter a consideración a ningún nominado de Obama, y que dejarían que sea su sucesor quien proponga el sustituto de Scalia.

El juez Scalia, un bastión conservador que sirvió en la Corte durante 30 años, murió el sábado pasado de un ataque al corazón.

Pero más que un nombramiento durante el receso, el esfuerzo más probable para llenar la vacante es un esfuerzo impulsado por un par de senadores demócratas de forzar al Senado a considerar la confirmación de la persona que nomine Obama.

El grupo, llamado Comité de Campaña para el Cambio Progresivo, asegura haber recogido medio millón de firmas de gente que pide se haga una audiencia y una votación para confirmar al nominado de Obama.

El senador por Nueva York, Chuck Schumer predijo que McConnell “tendrá que echarse atrás”.

“Yo creo que tendremos una audiencia [de confirmación] y una votación” sobre el nominado del presidente, dijo Schumer, confirmando los rumores de que algunos senadores republicanos han dejado abierta la posibilidad de realizar audiencias de confirmación, e incluso, tal vez, una votación.

Mientras tanto, la Casa Blanca sigue insistiendo en que el presidente Obama cumplirá con su parte.

“Nuestra intención es la de nominar a un individuo indiscutiblemente cualificado para llenar la vacante en la Corte Suprema”, dijo el miércoles el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest. “Y nuestra expectativa es que el Senado de Estados Unidos va a cumplir su responsabilidad constitucional de dar a ese individuo una consideración justa y una votación oportuna de sí o no”.

XS
SM
MD
LG