Enlaces para accesibilidad

Uruguay protege a uno de sus balnearios más emblemáticos

  • Federica Narancio

Se regularán varias actividades como la caza, pesca y la construcción de asentamientos en áreas no permitidas.

Se regularán varias actividades como la caza, pesca y la construcción de asentamientos en áreas no permitidas.

Al declarar a Cabo Polonio como Parque Nacional, se buscará preservar sus recursos naturales más destacados: las playas, las dunas móviles y la reserva de lobos marinos.

Cabo Polonio, uno de los balnearios más agrestes de Uruguay, fue incorporado al sistema de áreas protegidas del país bajo el título de Parque Nacional como forma de preservar su ecosistema y biodiversidad.

El ministro de Medio Ambiente, Carlos Colacce, dijo que esta medida fue el resultado de un “largo proceso”, ya que Cabo Polonio fue declarado como una zona de especial interés desde hace 43 años.

Ahora, a través del decreto que denominó al balneario como Parque Nacional, se hará un manejo más riguroso de lo que está permitido y lo que no está permitido hacer.

“Fundamentalmente, defendiendo todo ese aspecto tan emblemático y particular del Cabo Polonio en lo que se refiere a ecosistemas, tanto en la costa como en toda la parte insular, marítima y terrestre, que efectivamente hace que esto sea un ícono y una parte emblemática de nuestro país”, dijo Colacce a los medios de prensa.

Entre las prohibiciones que establece el decreto se incluyen las actividades mineras, la disposición final de residuos, la extracción de objetos arqueológicos, la caza o captura de especies, la actividad pesquera (salvo la artesanal que desarrollan los pescadores de la zona), y la emisión de ruidos que afecten el paisaje sonoro, según dijo Colacce.

También se prohíbe la construcción de nuevos asentamientos y construcciones en el litoral rocoso y de playas, y en el cordón dunar de Cabo Polonio. Las fincas y ranchos irregulares han sido un problema constante para las autoridades gubernamentales.

Alicia Torres, directora nacional de Medio Ambiente, agregó durante la conferencia que se hará un “plan de manejo” para permitir que en algunas áreas se realicen construcciones y actividades turísticas, y en otras se restrinjan los usos para conservar la naturaleza.

Uno de los objetivos de este plan es conservar las dunas móviles, que son de los principales atractivos turísticos del balneario.

Un balneario de reciente descubrimiento

Cabo Polonio, ubicado a 260 kilómetros de Montevideo, fue durante mucho tiempo el secreto mejor guardado por los uruguayos, que iban allí a “desenchufarse” de la rutina y a disfrutar de las playas y la austeridad del balneario.

Tan preservado está que hoy no tiene una sola calle asfaltada y los visitantes sólo pueden ingresar a pie o a través de vehículos autorizados. En Cabo Polonio tampoco hay tendido eléctrico, por lo que las casas usan generadores o velas.

Ubicado en el departamento de Rocha, el balneario es una punta rocosa que se eleva a 15 metros sobre el Océano Atlántico.

A los costados están las playas. Atrás, las dunas móviles que cambian según los vientos. Y enfrente, las “Islas de Torres”, que albergan a una de las reservas de lobo marinos más importantes del mundo.

Durante el año, en Cabo Polonio solamente viven cerca de 70 personas, la mayoría dedicadas a la pesca.

En verano van miles de uruguayos y un número cada vez mayor de extranjeros atraídos por lo que el balneario tiene para ofrecer: bohemia, tranquilidad y contacto con la naturaleza.

XS
SM
MD
LG