Enlaces para accesibilidad

Uruguay: Botnia no contamina


El ministro de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Carlos Colacce, el canciller Gonzalo Fernández y el intendente de Río Negro, Omar Lafluf, participaron de la conferencia de prensa.

El ministro de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, Carlos Colacce, el canciller Gonzalo Fernández y el intendente de Río Negro, Omar Lafluf, participaron de la conferencia de prensa.

La fábrica de celulosa no produce daño ambiental, según una auditoría realizada por una comisión de seguimiento. El gobierno uruguayo dijo que tiene evidencia favorable para presentar ante la Corte de La Haya en septiembre.

La fábrica de celulosa de la empresa finlandesa Botnia en Uruguay no contamina e incluso mejoró su desempeño ambiental en los últimos seis meses en comparación con la medición anterior, según un informe ambiental presentado por el gobierno uruguayo.

“Nos sentimos satisfechos con los resultados”, dijo el canciller uruguayo Gonzalo Fernández. “Tenemos la evidencia material de que la planta de Botnia no produce daño ambiental, ya que ha sido sometida a los más rigurosos controles”, agregó.

Asimismo, dijo que este informe demuestra “la transparencia absoluta con la que se manejó el control” de la fábrica de celulosa.

"Todos los parámetros que miden la calidad tanto del agua como del aire en el entorno de la planta, son todos muy aceptables si se compara con emprendimientos similares", dijo por su parte el ministro de Medio Ambiente, Carlos Colacce, según citó el periódico La Nación.

"Es un desempeño excelente", agregó.

El informe fue realizado por la Comisión de Seguimiento de Botnia, un órgano de control social instituido en una resolución ministerial.

La comisión realizó cinco inspecciones y dos auditorías entre noviembre de 2008 y mayo de 2009, en las que midió las emisiones de la planta, el estado de la calidad del aire y del agua en la zona y los reportes sobre hechos denunciados.

Todos los aspectos analizados dieron buenos resultados, salvo los olores desagradables que fueron registrados en algunas ocasiones.

Según el gobierno uruguayo, los responsables de la empresa no desconocieron este hecho y tomaron todos los recaudos necesarios para resolver estos episodios, que no fueron más de cuatro al año.

El informe será utilizado por el gobierno uruguayo como una evidencia favorable de que la fábrica no contamina en las audiencias previstas para septiembre ante la Corte Internacional de Justicia en La Haya.

La corte deberá dictaminar sobre el diferendo que Uruguay y Argentina mantienen desde que avanzó el proyecto de la instalación la planta.

Argentina y Uruguay están en conflicto hace cerca de cuatro años por la instalación de la planta en el lado uruguayo del Río Uruguay.

El gobierno argentino afirma que Uruguay violó un tratado bilateral de compromiso ambiental sobre el río y presentó una demanda ante la Corte Internacional de Justicia en mayo de 2006.

Asimismo, grupos ambientales argentinos aseguran que la planta contamina.

El gobierno uruguayo confía que ganará a Argentina en el diferendo ante la corte, según el periódico La Nación.

XS
SM
MD
LG