Enlaces para accesibilidad

Uribe concluye gira relámpago por América Latina


El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, dijo que no va a intervenir en asuntos internos de Colombia pero no está de acuerdo con la presencia militar estadounidense.

El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, dijo que no va a intervenir en asuntos internos de Colombia pero no está de acuerdo con la presencia militar estadounidense.

El mandatario colombiano estuvo reunido con siete presidentes para explicar el acuerdo militar con EE.UU. La mayoría dijeron que respetan las decisiones internas de Colombia, si bien no están de acuerdo con la presencia militar estadounidense.

El presidente colombiano Álvaro Uribe concluyó su gira relámpago por siete países latinoamericanos para explicar el acuerdo militar con EE.UU. tras mantener una reunión de dos horas con su homólogo brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

“Fue la más larga de las siete que sostuvo con igual número de presidentes de la región en tres días”, según informó el periódico colombiano El Tiempo.

Uribe estuvo acompañando por su canciller, Jaime Bermúdez.

Por la mañana, el mandatario estuvo reunido con su par uruguayo, Tabaré Vázquez. También asistieron a la reunión el vicepresidente uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, y el canciller Gonzalo Fernández.

En el encuentro, mantuvieron “una profunda conversación durante la cual analizaron la situación política que vino a plantear el presidente Uribe”, según un comunicado del gobierno uruguayo.

Esto es, hablaron sobre el acuerdo militar entre Estados Unidos y Colombia, que permitiría a Estados Unidos utilizar siete bases militares en el país para luchar contra el narcotráfico y el terrorismo, según dijo el gobierno colombiano.

La posición de Uruguay respecto a la presencia militar estadounidense va en consonancia con la de otros países de la región.

En este sentido, el presidente Vázquez dijo que si bien no va a intervenir en los asuntos internos de otros países, “reiteró la posición histórica del Uruguay contraria a la existencia o establecimiento de bases militares extranjeras no sólo en el país, sino también en cualquier territorio de América Latina”, según comunicó el gobierno uruguayo.

“Igualmente, el presidente Vázquez abogó una vez más por la solución pacífica de las controversias entre los Estados”, agregó.

Brasil y Chile también expresaron su preocupación sobre el acuerdo militar entre EE.UU. y Colombia y pidieron a Uribe que diera más información al respecto. Al igual que el gobierno uruguayo, adoptaron un tono más moderado.

Venezuela, Ecuador, Bolivia y Nicaragua fueron más críticos a la hora de expresar su rechazo a la presencia militar estadounidense.

“Este puede ser el primer paso hacia una guerra en la región, porque Estados Unidos es la nación más agresora del mundo”, dijo el miércoles el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

La gira de Uribe no incluyó una reunión con los mandatarios de Venezuela y Ecuador, ya que la relación con estos países está muy deteriorada.

Asimismo, Uribe no acudirá a la reunión de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que se realizará el 10 de agosto en Ecuador, ya que rompió las relaciones diplomáticas con ese país en marzo de 2008, tras una incursión militar colombiana en territorio ecuatoriano para bombardear un campamento de las FARC.

XS
SM
MD
LG