Enlaces para accesibilidad

Ecuador cerró 14 universidades por baja calidad

  • Voz de América - Redacción

Rafael Correa, quien fue docente universitario, busca acabar con las "universidades de garaje".

Rafael Correa, quien fue docente universitario, busca acabar con las "universidades de garaje".

Cerca de 38.000 estudiantes deberán buscar otro centro de estudios. 10.000 de ellos estaban cursando el último año de su carrera profesional.

Unos 38.000 estudiantes ecuatorianos quedaron sorprendidos al llegar a su universidad y encontrar en la puerta un cartel que decía "suspendida por falta de calidad académica".

El cierre de los 14 centros educativos fue realizado por la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia y Tecnología (Senescyt), que emprendió un plan para acabar con las llamadas “universidades de garaje” y mejorar el nivel académico.

Entre los centros educativos afectados, siete se encuentran en Quito, la capital ecuatoriana, y las otras siete en diferentes provincias que, según los informes oficiales desde hace 18 meses eran evaluadas por el Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Ceaaces).

El proceso evaluativo del gobierno de Rafael Correa a cerca de 70 centros de educación superior inició en el año 2009 y todas recibían una calificación de la A a la E. 29 Instituciones no pasaron las pruebas y obtuvieron la última calificación (E), y tras los 18 meses de seguimiento debieron repetir el examen que esta vez reprobaron 14.

"La universidad no se reabre sino que se inicia un proceso de suspensión definitiva, que durará un año, hasta dejar todo en orden", dijo el titular de la Senescyt, René Ramírez.

10.000 estudiantes que estaban cursando el último año en esos centros educativos podrán terminar su carrera en las mismas universidades que ahora pasará a una administración temporal designada por el gobierno. Los 28.000 restantes deberán ingresar a otros centros de estudio donde exista la misma carrera o esperar a que abran nuevos programas educativos.

Algunos de los estudiantes afectados protestaron a las afueras de sus instituciones e incluso bloquearon el tráfico para pedir la reapertura de sus ‘Alma Mater’, sin embargo el jefe de la Senescyt anunció un plan de contingencia para ayudarles.

Al menos otras ocho instituciones también están en la cuerda floja tras recibir calificaciones "parcialmente aceptables", por lo que deben someterse a procesos de mejoramiento o correrán la misma suerte y serán cerradas.
XS
SM
MD
LG